Manos Limpias pedirá a Ruz que impute Pedro Arriola, asesor de Rajoy y Aznar

Una acusación del caso Bárcenas, Manos  Limpias, pedirá mañana al juez de la Audiencia Nacional Pablo  Ruz que cite como imputado a Pedro  Arriola, asesor electoral de Mariano Rajoy y José  María Aznar, que supuestamente percibió dinero en metálico  procedente de la contabilidad B del PP.

En un comunicado, Manos Limpias  recuerda que ya pidió que se citara a Arriola como testigo, pero añade que, tras  la última declaración ante el juez del extesorero del PP Luis Bárcenas, el  asesor y sociólogo debería declarar como imputado. Bárcenas reconoció el pasado  lunes al juez Ruz la veracidad de los papeles escritos por él con una supuesta  contabilidad paralela en el partido de donativos de empresarios y pago de  sobresueldos a dirigentes, y le entregó un «pendrive» con numerosa  documentación.

Dentro de los documentos con la supuesta contabilidad B  aparecen un centenar de pagos a «Pedro Arr.», «Pedro A.» y «Pedro», que Bárcenas  atribuyó a Arriola y que se producían periódicamente cada uno o dos meses entre  los años 1990 y 1997 por una cantidad de alrededor de 1,5 millones de pesetas  mensuales. Manos Limpias afirma que hace esta petición una vez analizada la  documentación que entregó el extesorero y pide que aporte «los libros con la  contabilidad que, a título personal o mediante sociedades vinculadas a él, ha  venido percibiendo por parte del Partido Popular en concepto de servicios  profesionales o de cualquier tipo».

La Asociación de Abogados Demócratas  por Europa (Adade), otra de las acusaciones del caso Bárcenas, una pieza  separada del caso Gürtel, ha pedido también la citación de Arriola como testigo,  sobre lo que aún se debe pronunciar la Fiscalía Anticorrupción y el juez. Tanto  Adade como Manos Limpias han reclamado asimismo a Ruz que emplace como testigos  al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la secretaria general del PP, María  Dolores de Cospedal, y a sus antecesores en este cargo Javier Arenas y Francisco  Álvarez Cascos.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario