El Supremo ratifica que el Gobierno se saltó la ley en el indulto a Sáenz

El Tribunal Supremo sostiene que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se saltó la ley al indultar al número dos del Banco Santander, Alfredo Saénz, porque la medida de gracia afectó también a los antecedentes penales para lograr que pudiera seguir ejerciendo su actividad bancaria.

 En la resolución, cuyos argumentos se han dado a conocer esta mañana, se explica que los indultos son susceptibles de control por parte de los jueces, aunque se considere que son «actos políticos». Por ello, los magistrados sostienen que la concesión de estas medidas de gracia deben estar sometidas al marco legal y, por tanto, el Ejecutivo no está «autorizado a hacer lo que expresamente está prohibido».

El tribunal explica que el indulto es «una potestad extraordinaria» pero sometida a la ley porque, en caso contrario, esta facultad nos devolvería a la «Roma imperial o a las monarquías absolutas».

Por este motivo, los togados critican que el Gobierno haya querido cancelar los antecedentes penales de Saénz porque buscó «hacer desaparecer el rastro administrativo de la condena sin que haya transcurrido el plazo legal de cancelación». Y es que los magistrados subrayan que la medida de gracia quería «algo más que el simple perdón de la pena sino eliminar cualquier obstáculo» para que pudiera ejercer la actividad bancaria.

Alfredo Saénz fue condenado a tres meses de arresto y de inhabilitación por denuncia falsa en el 2011. Y el Gobierno le indultó esta pena y los antecedentes penales para que pudiera seguir trabajando en el banco, ya que la ley impide trabajar en este tipo de actividades a las personas que tengan antecedentes penales.

Fuente: «El Periódico».

Deja una respuesta