El Supremo anula el indulto al conductor kamikaze de Valencia

El Tribunal Supremo ha anulado el indulto que el Gobierno concedió a un conductor “kamikaze” condenado a 13 años de prisión por matar a un joven en Valencia, en una decisión que para la familia del fallecido hace justicia y para la víctimas de tráfico tiene que servir para que el Ejecutivo “tome nota”.

En el avance de la resolución adoptada hoy, tras tres jornadas consecutivas de deliberaciones, el pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal ha estimado el recurso interpuesto por la familia del fallecido contra el indulto, “anulando en consecuencia el mismo”, ha informado el TS.

No obstante, la ejecución de la sentencia del Supremo, que se dará a conocer en los próximos días, queda en suspenso durante tres meses para que el Gobierno pueda, en su caso, subsanar los defectos que han motivado el fallo del alto tribunal.

En diciembre de 2012 el Gobierno indultó al conductor, que causó un accidente mortal en 2003 al circular en sentido contrario en la autopista AP-7 en Polinyà del Xúquer (Valencia) y que quedó en libertad tras pagar una multa de 4.000 euros.

Según recuerda el Supremo, Ramón Jorge Ríos Salgado fue condenado por la Audiencia Provincial de Valencia, en enero de 2011, a 13 años de cárcel por circular en sentido contrario “con grave desprecio para la vida de los demás y causar la muerte de un joven -José Alfredo Dolz- en accidente de tráfico en diciembre de 2003”.

Un indulto con polémica

La concesión del indulto generó un enorme revuelo. El Gobierno se las vio y deseó para justificarlo, y es que trascendió que un hijo del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, trabaja en el despacho de abogados de Uría y Menéndez, despacho que tramitó la petición.

Además, el abogado que defendió al kamikaze fue Esteban Astarloa, hermano del diputado popular, Ignacio Astarloa. Tanto desde el Ministerio, como el propio ministro, se explicó reiteradamente que el hijo de Gallardón no tuvo ninguna relación con el indulto al conductor kamikaze.

Las explicaciones se produjeron después de que el PSOE solicitara a la Fiscalía que investigase si se había producido tráfico de influencias. Los socialistas, además, argumentaron también que Gallardón se debería haber abstenido en la decisión sobre este kamikaze.

Un éxito para la familia

Tras conocer la decisión adoptada por el Supremo, el abogado de la familia del fallecido ha asegurado a Efe que el indulto concedido al kamikaze “no se ajustaba a ley ni a derecho”. Aunque todavía no ha podido leer el texto de la resolución del alto tribunal, Agustín Ferrer ha comentado que la decisión es un éxito para la familia, después de diez años de lucha en los tribunales.

En su opinión, “el indulto del Gobierno rompió la trayectoria normal del procedimiento, que ahora se ha subsanado con la anulación dictada por el Supremo”.

Por su parte, las principales asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico han mostrado su satisfacción por la decisión del Supremo y han pedido al Gobierno que “tome nota” y que piense mejor a quién otorga esta medida de gracia. “Con la anulación de este injusto indulto se han restituido los derechos de las víctimas”, ha asegurado el presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Canes.

Canes ha considerado que el alto tribunal ha obrado “con criterio”, ya que el conductor fue condenado y juzgado con todas las garantías, y que la decisión del TS debería servir para que el Gobierno “reconsidere” a quién otorga esta medida de gracia, que solo deber ser concedida “en casos muy extremos y que estén muy claros”.

La presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella, ha dicho que la decisión “ejemplarizante” del Supremo supone “un antes y un después en lo que se refiere a los indultos viales” y ha confiado en que el Ejecutivo “tome nota” y se replantee la concesión de indultos basados “en una ley muy antigua, de 1700”.

En su opinión, “hoy día se tiene que mirar muy bien en qué casos se concede el indulto y en cuáles no, de una forma mucho más rigurosa”, y ha reconocido que “los jueces están cada vez más sensibilizados con los delitos de tráfico”.

El director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, ha valorado también la sentencia y ha opinado que los delitos de tráfico no deben quedar impunes, ya que lo contrario sería dar “carta libre” a los conductores en la carretera.

Santa Cecilia ha precisado que en un tema “tan delicado” es necesario adoptar medidas “ejemplares y ejemplarizantes” y ha recordado que para la persecución de los delitos de tráfico hay unidades policiales y una Fiscalía que aplican la ley, en la que los ciudadanos creen.

Un portavoz del Ministerio de Justicia ha explicado a Efe que este Departamento no se pronunciará hasta que se haga pública la sentencia.

Fuente: “La Vanguardia”.

Deja un comentario