Cae en Catalunya una red que introducía 100.000 euros mensuales en billetes falsificados

Agentes de los Mossos d’Esquadra de la Unidad Central de  Delitos Socioeconómicos y Falsificación de Moneda de la División de  Investigación Criminal, conjuntamente con miembros de la Brigada de  Investigación del Banco de España del Cuerpo Nacional de Policía, han desarticulado la principal red de distribución de euros falsos  en Catalunya, constituida por un grupo criminal de origen ganés y español  ubicado en Martorell en la denominada Operación Vindex. La red  introducía 100.000 euros mensuales en billetes  falsificados de alta calidad de 50 y 20 euros en el Estado  español.

La organización operaba desde 2010 y se han detenido a once de sus miembros,  enrtre ellos los principales responsables.

En rueda de prensa, el inspector jefe de la Brigada de Investigación del  Banco de España de la Policía Nacional, Juan Bañuelos, ha explicado que se trata  de un grupo muy especializado que pagaba por cada billete de 50 euros entre  siete u ocho euros, una cifra muy baja dentro de este mercado ilegal, que luego  lo revendía a otros intermediarios o los utilizaba en compras.

El inspector jefe del Área Central de Delitos Económicos de los Mossos  d’Esquadra, Toni Mariscal, ha informado de que detectaron la actividad de esta  banda hace tres años y que los cinco líderes del grupo han sido detenidos y ya  están en prisión. En total han decomisado 114.000 euros falsos, y según  Bañuelos, se trata de «una falsificación de buena calidad, calificada por el  Banco Central Europeo (BCE) como peligrosa», y han detectado una incidencia  notable de esta falsificación, que ha sido distribuida principalmente en  Catalunya y la costa mediterránea.

Los billetes se han fabricado en Italia y están realizados en impresión  Offset, «la mayor calidad en que se puede realizar una falsificación», que para  detectarlos han aconsejado que hay que compararlo con uno que se esté seguro que  es de curso legal. Según el inspector de la Policía Nacional, el 70% de los  billetes falsos detectados en España proceden del extranjero –y de este  porcentaje, el 60% proceden de Italia, el «lugar más peligroso desde el punto de  vista de billetes falsos»–. La banda traía el dinero desde Italia escondido  dentro de zapatos en las maletas, y los introducía en el circuito económico por  goteo, vendiéndolos a otras bandas y finalmente utilizándolos con compras en  superficies comerciales, ha indicado.

 Fuente: «La Vanguardia».