Al menos 78 muertos y unos 100 heridos tras descarrilar un tren en Santiago

El balance provisional del accidente  de tren en Santiago es de 78 personas muertas, según han confirmado  fuentes del Ministerio del Interior La Vanguardia.com. De estas 78 víctimas, 74  han sido localizadas en el lugar en la tragedia mientras que otras cuatro han  fallecido en los hospitales a los que habían sido trasladadas. El número de  heridos, por otro lado, está aún por determinar, pero ronda las 130 personas,  según las mismas fuentes.

En el tren de alta velocidad Alvia, procedente de Madrid y con destino  A Coruña y Ferrol, viajaban 220 personas y se cree que la causa del accidente  podría ser el exceso de velocidad. Renfe y Adif han abierto una investigación e  Interior  ha descartado que se trate de un atentado.

Numerosas personas quedaron atrapadas en vagones y las tareas de rescate se  han alargado durante toda la noche y madrugada. Los bomberos ya han  comprobado que no quedan víctimas mortales ni más heridos entre los vagones  descarrilados. Durante toda la noche, un dispositivo integrado por unas  doscientas personas, ayudadas de dos enormes grúas, ha logrado elevar dos de los  vagones más afectados en el accidente -que iban en la cola del convoy-, y  subirlos a una carretera ubicada a más de cinco metros de altura respecto de la  vía, a donde fue a parar también en el accidente un tercer vagón.

Las imágenes del convoy estrellado tras el descarrilamiento muestran de la  gravedad del accidente, en el que el convoy se partió en dos, y la máquina y los  cuatro primeros vagones descarrilaron, otro intermedio voló sobre un terraplén  hasta caer muy cerca de unas viviendas, y el resto volcó. Uno de los  vagones parece ser la cafetería, completamente destrozada y echa un amasijo de  hierros. La primera luz del día ha dejado al descubierto en la zona del  accidente un paisaje de vías sobre las que quedan mantas, maletas y otros  objetos personales que salieron despedidos.

El accidente de tren en Santiago es la mayor tragedia ferroviaria en España  desde 1944, cuando un correo expreso, que también realizaba un trayecto entre  Madrid y Galicia, chocó contra una locomotora provocando también 78 muertes.

El juzgado de instrucción número tres de Santiago es el que se está ocupando  de este suceso. Equipos judiciales se han trasladado al Multiusos Fontes do Sar,  donde se ha habilitado un tanatorio provisional, para confirmar las  identificaciones que han hecho los equipos forenses y policiales.

Una vez culminadas las autopsias, se informará a las familias de los  fallecidos. Para ello están preparados cuatro grupos, y las autopsias se harán  de cuatro en cuatro.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario