Wert busca in extremis apoyos para la LOMCE

El varapalo que el Consejo de Estado dio a la ley orgánica de mejora de la calidad educativa (LOMCE) de José Ignacio Wert ha empujado a este a lanzarse contra reloj a la búsqueda de apoyos de última hora para aprobar una norma contra la que hoy harán huelga y saldrán a la calle a padres, profesores y alumnos de todos los niveles pedagógicos. Según fuentes de la Moncloa, Wert va a intentar encontrar una solución «equilibrada» en uno de los casos más polémicos de la reforma: la pretensión de que la Generalitat pague con fondos públicos colegios privados en Catalunya para escolarizar a los alumnos que quieran estudiar solo en castellano.

 Estas fuentes aseguran que el ministro tiene intención de buscar alternativas que no enturbien todavía más la relación con Artur Mas. El Ministerio de Educación está tratando de encontrar una fórmula que en cualquier caso garantice el uso del castellano como lengua vehicular en las comunidades con lengua propia, algo de lo que Wert no quiere apearse pese a la presión incluso de comunidades gobernadas por el PP.

En respuesta a una pregunta parlamentaria al PSC, Wert aseveró ayer que no se trata de «imponer una exclusividad del castellano, ni siquiera de poner en cuestión el sistema básico», sino de «garantizar el derecho a que el castellano tenga también la posibilidad de ser utilizado como lengua vehicular cuando sea solicitado». CiU le volvió a reclamar la retirada de la reforma.

Tras el dictamen del Consejo de Estado, Wert también está intentando aclarar dudas sobre las materias troncales y específicas (el catalán está configurado como específica en lugar de troncal, con el argumento de que este último tipo se debe fijar para todas las comunidades). Además, busca un procedimiento para que los alumnos que elijan Religión no pierdan al opción de acceder a los contenidos de las materias alternativas: Valores Culturales y Sociales en primaria y Valores Éticos.

Aunque el Consejo de Estado pasó de puntillas sobre el controvertido asunto de la separación por sexos, el ministerio está pensando exigir que los centros que segreguen a los alumnos justifiquen la excepción y desarrollen medidas de fomento de la igualdad. Fuentes de la Moncloa no se atrevieron a asegurar que el anteproyecto esté listo para el Consejo de Ministros de mañana y no descartaron que Wert vaya a necesitar más tiempo para limar asperezas.

HUELGA GENERAL DEL SECTOR / El ministro tendrá ocasión hoy de comprobar el grado de rechazo a su norma, que «cuestiona el derecho universal a la gratuidad de la educación», según la secretaria general de la Federació d’Ensenyament de CCOO de Catalunya, Montse Ros, en la huelga general convocada en el sector, informa Víctor Vargas Llamas. «Hacía tiempo que no había esta unidad entre padres, sindicatos, alumnos y profesores», declaró la secretaria general de FETE-UGT de Catalunya, Roser Font.

Fuente: «El Periódico».

Deja un comentario