Urdangarin usó para defraudar al fisco la sociedad que tenía con la Infanta

Iñaki Urdangarín, esposo de la infanta Cristina y yerno del Rey, percibió en 2007 y 2008, cuando supuestamente se había desvinculado del Instituto Nóos por indicación de don Juan Carlos, más de un millón de euros de seis empresas privadas (dos de ellas francesas) por sus servicios de asesoramiento. Pero facturó sus trabajos a nombre de la sociedad Aizoon, cuya propiedad comparte al 50% con la infanta Cristina, en lugar de hacerlo como ingreso personal por su actividad laboral.

Los servicios jurídicos de la Agencia Tributaria señalan, en un informe remitido al juzgado que investiga el caso Nóos el pasado 13 de enero, que Urdangarin usó la empresa que comparte con su esposa “como una sociedad pantalla para ocultar quién era el verdadero perceptor de las retribuciones y disminuir así su tributación en el IRPF, deduciéndose gastos no relacionados por la actividad”.

La Agencia Tributaria señala en su inspección de las cuentas de Urdangarin que este se dedujo “gastos de su servicio doméstico y del servicio doméstico de su asistente personal y se aplicó un tipo impositivo inferior al que se aplica a las sociedades”. “En este supuesto”, señalan los juristas del Ministerio de Hacienda, “no se plantea problema alguno que haga necesario esperar a la tramitación del proceso judicial para poder afirmar desde ya que existen indicios de haberse cometido delito contra la Hacienda Pública”.

Una vez que la Agencia Tributaria ha concluido que Urdangarin cometió delito a través de la empresa Aizoon, la única incógnita que les queda es determinar si el millón de euros que ganó en esos dos años se debe imputar al duque de Palma o a la sociedad que compartía con su esposa, la infanta Cristina. “De acuerdo con los datos que figuran en el expediente resulta claro que esas retribuciones deben de imputarse a la persona física y no a la persona jurídica”.

Fuente: «El País».

Deja una respuesta