Urdangarin multiplicó por 18 sus ingresos declarados de 2002 a 2009

Los ingresos que Iñaki Urdangarin declaró a Hacienda entre los años 2002 y 2009 evidencian una progresión exponencial de la cotización profesional del yerno del Rey. El duque vio multiplicarse sus ingresos por 18,5 veces, desde los 30.783 euros que declaró en 2002 hasta los 571.000 que declaró en 2009 por rendimiento del trabajo personal. En 2003, 2004 y 2005, Urdangarin consignó declaraciones salariales parecidas, desde 65.572 hasta 68.000 euros, correspondientes a su primera etapa en el Instituto Nóos, cuando empezaron a cocerse los grandes negocios. Su declaración pasó de salirle a devolver 2.000 euros a tener que pagar 48.000 euros en 2009.

La escalada de ingresos corresponde a su tránsito como ejecutivo del Instituto Nóos al cargo de consejero internacional de Telefónica (finales de 2006) y su estancia en Estados Unidos, a partir de 2009. En 2003, 2004 y 2005, Urdangarin declaró ingresos muy similares (entre 65.572 y 68.000 euros), en Nóos. En 2006 sale del instituto y su salario dio el primer gran salto: 152.716 euros, cantidad que en 2008 se duplicó con creces: 365.000 euros. Urdangarin está acusado de tres supuestos delitos fiscales por supuesto fraude a la Hacienda en dos ejercicios del IRPF de 2007 y 2008 y uno por el impuesto de sociedades de la empresa Aizoon, compartida con la infanta. Las copias de las declaraciones de impuestos a la Agencia Tributaria del Ministerio de Hacienda han sido incorporadas a instancias del juez José Castro, que está en la recta final de su instrucción.

En algunos ejercicios Urdangarin sumó un millón de euros de ingresos por sus asesorías y cargos de consejero de grandes marcas. Los supuestos delitos fiscales nacen de que declaró estas partidas como ingreso comercial de su empresa Aizoon y no como rendimiento del trabajo, según tesis de Hacienda y de Anticorrupción.

La Infanta, según la Audiencia de Palma, puede ser investigada por supuesto delito fiscal y de blanqueo de capitales como copropietaria de Aizoon y por el uso e inversión en su propiedad inmobiliaria de los capitales sucios, de raíz ilegal o de fraude, según los magistrados. El instructor Castro, que también requirió la última década de las declaraciones de la esposa de Urdangarin, Cristina de Borbón, pero esta documentación fiscal no ha sido incorporada a la causa hasta que el juez determine en qué circunstancias procesales –si imputada o no- queda la hija del Rey.

El alquiler del palacete de Pedralbes

Uno de los ingresos atípicos que declara Iñaki Urdangarin es la renta por el alquiler que pagó por el palacete de Pedralbes el potentado árabe Sheikh Hamed Bin Hamed Al Hamed, que abonó 54.000 euros anuales de renta. Se supone que todo el pago lo ingresa el copropietario del 50% del inmueble, pero se ignora si la Infanta declaró otra parte, la suya.

Además, en 2007 Urdangarin realizó una operación bursátil de alto rendimiento. Ganó 366.000 euros a través de la venta de acciones de Global Consulting del empresario inmobiliario Domingo Díaz de Mera. No gastó directamente partida alguna sino que la compra de acciones fue a través de una inversión a crédito, con el mismo aval de los títulos. Urdangarin dijo que le asesoró deportivamente. Díaz de Mera negó la versión del Duque de Palma de que era su asesor. «Muy rentable le salió», dijo el empresario.

Fuente: «El País».

Deja un comentario