Una banda de BCN acosa a gais con emboscadas en internet

El hombre ha quedado por internet con un joven para mantener relaciones sexuales. Pero quien le espera es una banda con una cámara de vídeo y con la intención de humillarle colgando las imágenes en la red y de denunciar delitos que no lo son. Se presentan como guardianes de la moral y defensores de los niños víctimas de la pederastia, pero según sus detractores solo son homófobos de ideología neonazi que imitan a grupos violentos que ejercen en Rusia. Grupos que allí ya han matado a homosexuales. Por ahora, el de aquí no pega. Se autodenomina Proyecto Pilla Pilla y opera -por lo menos- en Barcelona y en Granollers, localidad esta última en la que han grabado varios vídeos sobre las emboscadas que tiende el grupo a gais en chats sexuales. Las imágenes son sumamente inquietantes. Cuando el citado llega al punto de reunión, el grupo que le espera empieza a grabarle en vídeo y a hacerle preguntas. Lleva la voz cantante uno de ellos, que rodea la espalda del recién llegado con una sonrisa amplia y la proximidad física de quien te quiere hacer saber que es posible que en cualquier momento te den una paliza. El acosador habla con seguridad y voz alta y clara, para que el vídeo sea ilustrativo.

Al hombre se le reprocha que quede con un menor, cuando las relaciones sexuales con menores de edad son legales a partir de los 13 años si hay consentimiento. Y cuando entre en vigor la reforma del Código Penal, la edad mínima se elevará a 16 años. Seguirá sin ser delito que a esa edad alguien tenga relaciones sexuales consentidas.

Pero al que se topa con los justicieros no le consta todavía que estos émulos de los hijos de la homofobia rusa no vayan a pegarle. En los vídeos, varios en la red, se ve a distintas víctimas y la angustia evidente por sentirse retenido. Alguna trata de escapar, y los acosadores repiten la escena a cámara lenta.

40.000 ‘ME GUSTA’ /Acaban llevándose un discurso de reproche y en algunos casos el anuncio de que el vídeo no se colgará en la red si no vuelven a quedar con menores. El proyecto parece más bien obra de skins que se han dejado el pelo largo, pero cabe subrayar que llegó a reunir 40.000 me gusta en Facebook. Como también ha cosechado muchos denunciantes, tanto Youtube como la propia Facebook les han cerrado páginas. Eso les ha obligado a moverse a una página de foros y chats, aunque en Facebook conservan otra que ayer tenía una quincena de apoyos.

DENUNCIA E INVESTIGACIÓN / El caso ha despertado inquietud en colectivos de defensa de los derechos de homosexuales. La confederación de asociaciones de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (Colegas) ha presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado. Y aunque los Mossos no han recibido denuncia, han tenido conocimiento de esas encerronas y han decidido abrir una investigación sobre los hechos. Fuentes de la policía de la Generalitat explicaron que se han iniciado pesquisas para determinar si en la actitud de ese grupo de jóvenes hay alguna acción que constituya un delito.

Porque a la vista de los vídeos, está claro que si alguien está más cerca de delinquir no es el hombre al que se pretende descubrir, sino los jóvenes que lo humillan y amenazan. En las imágenes se ve cómo de entrada sujetan a algunos de los recién llegados y no les dejan irse hasta que ellos lo deciden. El líder les alecciona con una sonrisa amenazante.

SALUDO SOSPECHOSO / Los miembros de la banda niegan en los vídeos guardar relación con la homofobia y sostienen que no tienen compañeras para atraer a heterosexuales, pero que si las tuvieran también los emboscarían. Pero en realidad nada les impediría fingir en un chat que son chicas. A todo eso se añade el saludo que muestran a cámara y en ilustraciones: una mano que dice ok, pero con el pulgar doblado hacia abajo. Es el mismo saludo que emplean los homófobos rusos que acosan a homosexuales en su país, donde sus actuaciones suelen ser celebradas. Los integrantes del Proyecto Pilla Pilla sostienen en la red que la similitud del saludo es casual.

Fuente: “El Periódico”.

Deja un comentario