Un matrimonio de jubilados se suicida cuando iban a desahuciarles en Mallorca

Un matrimonio de jubilados se ha suicidado en su vivienda de Cas Català, en el municipio  mallorquín de Calvià, después de recibir el aviso de que iban a  ser desahuciados del domicilio por impago, según han dejado  escrito en una carta.Fuentes de la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la  investigación del caso, han confirmado a Efe de que la pareja explica en una  nota que habían tomado la decisión de suicidarse acuciados por la pérdida de su  casa.

Uno de los hijos del matrimonio ha encontrado sin vida al hombre, de 68 años,  y a su esposa, de 67, en su vivienda de la calle Barranc de Cas Català en torno  a las 14.20 horas, y ha avisado a los servicios de emergencias. En un primer  momento se han desplazado hasta el lugar personal sanitario y bomberos, pero  solo han podido constatar el fallecimiento de la pareja.

Según los primeros indicios, los jubilados se han suicidado mediante una  ingesta masiva de medicamentos, aunque como es preceptivo se les practicará la  autopsia para determinar con exactitud las causas del fallecimiento. El servicio  de coordinación de emergencias 112 ha puesto un psicólogo a disposición de la  familia.

La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Mallorca,  Ángela Pons, ha instado a todas las personas amenazadas de desahucio a dirigirse  a su organización para defenderse del «acoso» de los bancos. En  declaraciones a Efe, Pons ha expresado su impotencia «por no llegar a tiempo»  para ayudar a la pareja de jubilados. «No sabíamos nada de esta pareja. No se  habían dirigido a la plataforma», ha subrayado la portavoz de la PAH, quien ha  cifrado en un centenar la media diaria de solicitudes de ayuda e información que  recibe su organización.

Pons, muy impresionada por la noticia del suicidio del matrimonio en  Mallorca, ha asegurado que su organización ha parado o retrasado numerosos  desahucios y ha contribuido a tranquilizar a muchas personas que desconocen de  qué recursos disponen cuando reciben el aviso de que tiene que abandonar su  vivienda por deudas.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja una respuesta