Un joven dispara al padre de una alumna de 15 años frente a una escuela de Sabadell y muere al huir

A la hora de la salida del colegio y ha pillado a todos por sorpresa. Pasadas las cinco de la tarde, un joven de 19 años ha disparado al padre de una alumna de 3º de ESO de la escuela Mare de Déu del Diví Pastor, en pleno centro de Sabadell, con un arma de fogueo, según han confirmado los Mossos d’Esquadra.

Según los testimonios recogidos, “el chico iba a disparar a una alumna de 15 años de la que se había obsesionado y que no le hacía caso, pero el padre se ha cruzado por medio para protegerla y ha recibido él los disparos”. El padre, Jose Luis C.C., de 52 años, ha sufrido contusiones y heridas leves y unos rasguños cerca de los ojos”, según han confirmado fuentes del Hospital Taulí. Pero el presunto agresor ha conseguido huir a pie, aunque –por causas que se desconocen- ha fallecido a 200 metros de distancia frente a otra escuela, Joanot Alisanda, de una parada cardiorespiratoria pocos minutos después.

Frente a la escuela Mare de Deu del Diví Pastor, varios estudiantes han explicado que “ha cogido al padre por el cuello y le ha disparado dos veces con una arma de balines en la cabeza, en la zona de la frente, y ha huido corriendo”. El presunto agresor ha escapado a pie, ha recorrido unos 200 o 300 metros, cruzando la Rambla de Sabadell y ha seguido por la calle Fèlix Amat. Pero al llegar a la esquina con la calle Sallarès i Pla, “iba tambaleándose y se ha desplomado encima de la acera. Ha caído en redondo”, frente a la puerta principal del Joanot, han explicado muy impresionados algunos padres. Eran las 17.30h. De la boca le salía un hilillo de sangre y a su alrededor había un charco de vómito.

Varios testigos han llamado al 112 pidiendo una ambulancia, mientras un padre de dos alumnos del centro público Josué le han practicado maniobras de primeros auxilios, como un masaje cardiorespiratorio, mientras intentaba hablar con un médico del servicio de urgencias por teléfono.

“Han pasado más de 12 minutos y aquí no hay ninguna ambulancia ni la policía”, ha lamentado Sílvia, otra madre muy angustiada, que ha intentado que los pocos niños que estaban por allí no viesen el panorama. Al cabo de poco, ha llegado la ambulancia y se ha llevado al joven. Fuentes de Mossos han confirmado que el joven había fallecido de una parada cardiorespiratoria, pero “hasta que no haya un informe forense no podemos confirmar si este hombre tenía relación con la detonación ocurrida en la calle Zurbano ni si alguien lo ha golpeado o él se ha dado un golpe previo”. La policía autonómica ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Minutos antes, tras el tiroteo de la calle Zurbano, unos adolescentes que presenciaron la agresión han detallado a esta corresponsal que “un grupo hemos perseguido al chico para pillarlo y lo hemos intentado atrapar golpeándolo con una barra metálica que hemos encontrado en el contenedor. Pero ha conseguido huir”, han explicado muy alterados. El presunto agresor ha llegado sin nadie detrás a la calle Sallarès i Pla.

El fallecido era “un exalumno del centro, que sufría una enfermedad mental. Se había obsesionado con la chica de 15 años. Ella no lo conocía de nada, pero se asustó mucho y se lo explicó a sus padres. José Luis C.C. habría intentado hablar con el presunto agresor para que dejase en paz a su hija y a la familia. “Desde entonces siempre vienen a buscarla para que se sienta más protegida”. Ayer era uno de esos días.

Como cada tarde, decenas de padres esperan a la salida de sus hijos en la calle Zurbano, , a pocos metros de la Rambla de Sabadell. “Se han vivido momentos de pánico ya que había mucha confusión al oír las detonaciones. Desde la escuela se ha ordenado a todos los alumnos a que regresasen a dentro y han permanecido encerrados mucho rato”, detalló una madre.

Posible suicidio del agresor

“Ha cogido del interior de su mochila un envase, se lo ha bebido y ha tirado el bote, luego ha ido hasta el colegio Joanot Alisanda y allí se ha caído y ha muerto”, ha señalado Sergi, un menor de edad que ha salido tras el chico para perseguirlo.

Según el menor de edad, el agresor se habría bebido el contenido del envase y los Mossos d’Esquadra le habrían confirmado que se trata de cloro, un liquido no corrosivo pero si tóxico

Fuente: “La Vanguardia”.

Deja un comentario