Tercer asalto violento en una semana en viviendas del Empordà

Un nuevo asalto, el tercero en una semana en la Costa Brava,  se ha producido en una vivienda aislada en el municipio de Pals  (Baix Empordà). En esta ocasión, los asaltantes han inmovilizado a los miembros de la familia amenazándoles  con una pistola paralizante.

Se trata del tercer asalto en el Empordà en menos de una semana con un  sistema similar. En esta ocasión dos ladrones ataron a los propietarios, un  matrimonio y su hijo, sobre las ocho de la noche y les amenazaron con pistolas  Tasser, armas no mortíferas que descargan impulsos eléctricos paralizantes, para  que abrieran la caja fuerte. El botín ha sido de 2.000 euros, dos teléfonos  móviles y varios objetos de valor. Dos horas más tarde, las víctimas lograron  desatarse y dar la alarma.

En los casos anteriores varios hombres con acento árabe encapuchados acceden  a las viviendas habitadas y amenazan a los propietarios. Con este sistema, en  Platja d’Aro obtuvieron un botín de 20.000 euros más joyas tras amenazar al  matrimonio y a su hija. En Sant Feliu de Guíxols, el día 15, tres encapuchados  amenazaron con un cuchillo al propietario para que les entregara un botín de  5.000 euros.

Pese a los robos que se han producido de forma consecutiva, el Departament  d’Interior de la Generalitat destaca que en el cómputo global este tipo de robos  ha disminuido y que el número de detenciones se han incrementado con los  operativos especiales.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja una respuesta