Segundo día de huelga de funcionarios europeos contra los recortes

Los cerca de 3.000 funcionarios europeos que trabajan en el Consejo de  la Unión Europea llevan a cabo este viernes la segunda jornada  de la huelga general de dos días convocada por los sindicatos de la función  pública europea para protestar por los recortes salariales que les quieren  imponer los Estados miembros y que consideran «desproporcionados».

La Comisión Europea propuso en diciembre de 2011 nuevos recortes del 5% del  personal, aumentar las horas semanales de trabajo de los funcionarios de los 37  horas y media hasta las 40 horas sin compensación, elevar la edad de jubilación  de los funcionarios de los 63 hasta los 65 años, así como recortes de alrededor  del 20% para puestos de categoría más baja como los secretarios con el objetivo  de ahorrar otros 1.000 millones de euros entre 2014 y 2020.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE acordaron además en la cumbre de  febrero, cuando llegaron a un acuerdo sobre el próximo presupuesto europeo para  el periodo 2014-2020, congelar durante dos años los salarios y las pensiones de  los funcionarios europeos.

Los sindicatos convocantes de la huelga de dos días –la Federación de la  Función Pública Europea, el Consejo de Renovación Democrática y la Unión  Sindical– han denunciado que para algunos Estados miembros estos recortes «son  todavía demasiado pequeños» y han exigido «una reducción del 30% del salario  real en 20 años, con un recorte adicional del 6% para los salarios más bajos,  las pensiones y asignaciones familiares», han denunciado en un comunicado  conjunto.

También han denunciado otras exigencias adicionales, como el aumento de la  edad de jubilación hasta los 67 años, el aumento de la edad de jubilación a los  67 años y el aumento de sus contribuciones a sus pensiones del 36% a la vez que  éstas se reducen «alrededor de un 20%».

«Tales medidas son desproporcionadas y de ninguna manera justificadas por los  resultados en ahorros», denuncian los sindicatos en la nota, en la que recuerdan  que el coste del personal europeo «representa menos del 4% del presupuesto  europeo» y rechazan las críticas de que los funcionarios europeos quieran  «preservar sus privilegios desorbitados» tras recordar que tras la reforma  interna de 2004 su poder adquisitivo se ha reducido un 10%.

«Los recortes salariales significativos no son una respuesta apropiada a una  crisis temporal y plantea dudas sobre el compromiso de los Estados miembros en  mantener el trabajo en las instituciones europeas», han defendido los  sindicatos.

«Si estas nuevas medidas se aplican realmente, las instituciones (europeas)  ya no podrán reclutar y retener al personal no ya sólo altamente competente sino  también independiente y representativos de todos los Estados miembros», ha  advertido los sindicatos.

No es la primera vez que los funcionarios europeos protestan por sus recortes  salariales. Los sindicatos del Consejo de la UE convocaron sendas huelgas en  noviembre de 2012 y febrero de 2013 y de nuevo el pasado 7 de mayo.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario