Querella contra Rajoy, 4 ministros y 58 diputados por cobrar dietas pese a vivir en Madrid

La asociación Democracia Real Ya (DRY) ha presentado este viernes una querella en el Tribunal Supremo (TS) contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; los ministros de Empleo, Fátima Báñez; de Interior, Jorge Fernández Díaz; de Hacienda, Cristóbal Montoro, y de Fomento, Ana Pastor, así como contra 58 diputados, por cobrar del Congreso dietas destinadas al alojamiento «a pesar de disponer de vivienda habitual en Madrid«. La entidad les acusa de malversación de fondos públicos y apropiación indebida.

«Con esta querella queremos que se haga justicia. Si lo que pretenden de alguna manera es obtener un sobresueldo que lo digan y que se lo expongan a los ciudadanos, a ver qué les parece», ha manifestado en declaraciones a los periodistas, tras presentar la querella, uno de los letrados de la asociación, Miguel Ángel Jiménez. La entidad, vinculada al movimiento 15-M, surgió de la escisión de la plataforma que convocó las primeras manifestaciones de indignados en mayo del 2011.

Jiménez ha apuntado que la mayoría de los parlamentarios que aparecen en la querella cobran una dieta de 1.823 euros en concepto de ayudas para el alojamiento por el hecho de haber sido elegidos en otras circunscripciones diferentes a la de Madrid. Pese a ello, cuentas con una o más viviendas en la capital y esta es, en muchos casos, su residencia habitual. «La cuestión es que estos diputados, aunque tienen casa en Madrid, parece ser que no la utilizan porque están cobrando dicha dieta», ha ironizado el abogado, quien ha añadido que, cuando se les ha preguntado sobre esta cuestión, han justificado que «necesitaban ese dinero para hacer su gestión». «No es factible, porque los disputados, cuando están en misión parlamentaria, cobran ya de por sí, cuando van a hacer algo oficial, una dieta de 120 euros», ha argumentado. «Existiría duplicidad en el concepto de dietas», ha recalcado.

La asociación ha decidido incluir en la denuncia a Rajoy porque, a pesar de residir en el Palacio de la Moncloa, sigue cobrando, según denuncian, la dieta de 870 que el Congreso destina a los diputados elegidos en Madrid. «No se tiene conocimiento de que el presidente del Gobierno esté restituyendo estas cantidades cobradas en su condición de diputado de Madrid», señalan en la querella.

«Nos parece un poco extraño que alguien perciba esa dieta viviendo en el Palacio de La Moncloa y a costa de todos los españoles. Esa irregularidad hay que sacarla, y no hay ningún sitio mejor que los tribunales de Justicia», ha manifestado. «No se explica», ha añadido, «cómo es posible que esté cobrando una dieta parlamentaria un primer ministro», que además ha renunciado a su sueldo como diputado.

Fuente: «El Periódico».