Piden 20 años a dos padres por intercambiar a sus hijas para violarlas

La Fiscalía de Sevilla y la Junta de Andalucía pedirán el  martes veinte años de cárcel para dos padres, acusados  de intercambiar a sus dos hijas de 6 y 7 años y  abusar sexualmente de ellas con el  conocimiento de las madres de las menores.

En sus escritos de calificación, tanto la Fiscalía como la Junta -como actual  titular de la tutela de las niñas- no han acusado a un tercer tío carnal de las  menores y a un vecino, inicialmente procesados por participar en los abusos.

Los hechos ocurrieron presuntamente entre los años 2007 y 2008 en Sevilla y  los acusados A.M.M. y J.M.P.R, ambos de 39 años, se encuentran en libertad  aunque el juez les impuso una fianza de 100.000 euros destinada a pagar futuras  indemnizaciones a las menores.

En cuanto a las madres de las niñas, M.R.P.R. y M.B.M., la Junta de Andalucía  les acusa de consentir y conocer los abusos, por lo que pide para cada una diez  años de cárcel, aunque la Fiscalía solo les imputa delitos de abandono de  familia y corrupción de menores, con una pena de seis meses de cárcel para cada  una por cada delito.

En el caso fueron procesados inicialmente por el juez de instrucción 16 de  Sevilla otro tío de las menores y un vecino, contra quienes no se ha presentado  acusación, así como tampoco por los presuntos abusos sufridos por otras dos  niñas del grupo familiar.

Cada uno de los padres se enfrenta ahora a una petición de diez años de  cárcel por un delito de agresión sexual con acceso carnal hacia su sobrina y  otro delito de agresión sexual por omisión al permitir la violación de su propia  hija.

La defensa de los acusados, por su parte, reconoce que las menores fueron  víctimas de abusos pero no considera demostrado que los autores fueran sus  padres y en meses pasados intentó, sin éxito, que se ampliara la investigación  al «comportamiento sexual impropio» que los psicólogos detectaron en un hermano  mayor de las niñas.

Este juicio, que se celebrará en la Sección Primera de la Audiencia de  Sevilla, estaba fijado para febrero pasado pero se aplazó porque una de las  madres cambió de abogado unos días antes.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario