Panrico despedirá a 259 de los 351 empleados de la planta de Santa Perpètua, según sindicatos

Panrico despedirá a 259 empleados de los 351 trabajadores que integran la plantilla de la fábrica de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), la única de las plantas que mantiene la huelga indefinida iniciada el 13 de octubre por el impago de la nómina de septiembre y también por el rechazo al plan de viabilidad que propone la dirección, encabezada por Carlos Gila.

“No queda otra que rechazar un plan de viabilidad que propone que el 50% de la plantilla se vaya a la calle y un recorte salarial del 30%. El rechazo es unánime”, han explicado a Europa Press fuentes sindicales de CC.OO.

El plan de viabilidad de Panrico contempla 1.914 despidos de una plantilla total de unos 4.000 trabajadores, y según las mismas fuentes, el fabricante de Donuts y Bollycao prevé despedir a 162 empleados de la planta de Paracuellos del Jarama, 37 en Zaragoza, unos 75 en Puente Genil y 91 en Valladolid.

Los trabajadores de la planta de Panrico en Santa Perpètua acordaron este sábado en una asamblea mantener la huelga indefinida que comenzaron para protestar por el impago de la nómina de septiembre, de la que sólo han recibido tres pagos: uno de 140, otro de 291 y otro la semana pasada de 315.

La asamblea amplió los motivos de la huelga, que ahora también responde al rechazo del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que planea el grupo de alimentación y que la empresa ha presentado a nivel estatal.

En un comunicado, UGT ha reclamado el cese de Carlos Gila por considerarlo responsable de la situación de la empresa tras llevar más de dos años en el consejo de administración, y ha añadido que desde que tomó las riendas las vendas han caído un 25%: “Solo queremos la extinción de un contrato, el de Carlos Gila”.

Ha indicado que “incluso el director comercial dimitió el viernes pasado porque no creía en el plan de viabilidad”, que según UGT está plagado de contradicciones.

“El plan de viabilidad de Panrico presenta tal cantidad de incongruencias y contradicciones que no se puede hacer otra cosa que rechazarlo totalmente”, ha asegurado.

En este sentido, ha apuntado que este plan indica que se está negociando para fabricar marcas blancas, si bien también asegura que los planes pasan por eliminar “prácticamente la mitad del personal de producción”.

Ha incidido en que el plan manifiesta que las rutas del canal directo –bares, panaderías y pequeñas tiendas– presentan pérdidas, “cuando las cifras que se ofrecían hasta el momento eran de crecimiento”, y han añadido que el canal de libre servicio –hipermercados y supermercados–, que está generando pérdidas, se presenta como el futuro de la compañía, según UGT.

La próxima reunión de negociación entre Panrico y los sindicatos está prevista para este martes y miércoles en Madrid, tras anularse las del viernes pasado y este lunes para dar tiempo a que los representantes de la plantilla analicen la documentación presentada por la empresa.

Fuente: “La Vanguardia”.

Deja un comentario