Luz verde a la nueva legislación sobre Propiedad Intelectual

El Consejo de Ministros aprobará este viernes el proyecto de Ley de Propiedad Intelectual -para después iniciar su trámite parlamentario- una reforma con la que se pretende potenciar los instrumentos de lucha contra la piratería en Internet, entre otros temas, según han informado a Europa Press en fuentes gubernamentales.

En concreto, los cuatro ámbitos que aborda el anteproyecto de la reforma son las entidades de gestión de derechos de autor, los procedimientos de lucha contra la piratería, el concepto legal de copia privada y la trasposición de la Directiva 2011.

Según el anteproyecto, las sanciones contra la piratería se fortalecerán y se introducirá un régimen sancionador gradual, de entre 30.000 y 300.000 euros, en función del grado de infracción. De esta forma, habrá mayor capacidad para actuar frente a las páginas que más vulneran la propiedad intelectual.

Respecto a las entidades de gestión, el anteproyecto establece un refuerzo de la transparencia y vigilancia de estas entidades. Según explicó el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, esto se traduce en la “limitación de la capacidad de las entidades de gestión de aprobar e imponer tarifas”, para que no se produzca una “asimetría entre la entidades de gestión y las posibilidades de los usuarios”.

Otro de los asuntos más delicados es la compensación por copia privada, uno de los temas que más criticó el Consejo de Estado en su dictamen sobre el anteproyecto de esta reforma, un informe de 184 páginas al que tuvo acceso Europa Press en el que se recomienda extremar “las cautelas” en la definición del límite de copia privada, así como en la “correlativa implantación del sistema de compensación equitativa por copia privada”.

La presidenta de la Asociación de Editores de Madrid, Rosalina Valcárcel, ya manifestó hace unos días ante los medios que los últimos borradores a los que había tenido acceso la entidad mejoraban el anteproyecto, en lo que se refiere al sector editorial. Sin embargo, otras fuentes del sector cultural consultadas por este medio aseguran que el mundo de la cultura sigue “preocupado e inquieto” con el proceso, ya que, según indican, los últimos borradores -aunque no el definitivo- no han incluido ninguna de las recomendaciones importantes que ha hecho el sector desde que se presentó el anteproyecto.

Fuente: “La Vanguardia”.

Deja un comentario