La OMS defiende un acceso universal y gratuito a la sanidad

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, ha avisado de que todas las personas, «independientemente» de su capacidad de pago, deben tener acceso a una asistencia sanitaria de calidad y ha señalado que la cobertura universal requiere «maximizar» los resultados sanitarios en favor de «todos» los ciudadanos.

Chan se ha pronunciado así durante su discurso en la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS, que ha comenzado este lunes, y durará hasta el 28 de mayo, con la asistencia de más de 3.000 participantes de delegaciones de la mayoría de Estados miembros de la organización.

Allí, la directora general de la Organización ha destacado la necesidad de aumentar la equidad de los ciudadanos en el acceso a los sistemas sanitarios y ha recordado la importancia que tiene la cohesión social y la estabilidad de cara a garantizar unos buenos índices de salud.

Por ello, Chan ha abogado por contribuir a establecer políticas sanitarias de bajo coste, enfocadas en la utilización y promoción de los medicamentos genéricos, en el compromiso con la Atención Primaria, así como en la educación y formación de los profesionales sanitarios. Y es que, ha apostillado, las medidas preventivas deben ser la «piedra angular» de cualquier política sanitaria y de la respuesta mundial que se de a la hora de tratar las enfermedades.

«El futuro que se nos presenta no es fácil ya que, por ejemplo, ni un solo país ha logrado dar la vuelta a la epidemia de la obesidad en ningún grupo de edad. Solo este ejemplo nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de adoptar políticas adecuadas. Ahora bien, además de la prevención es también fundamental conseguir que la atención clínica sea rentable y financieramente sostenible», ha apostillado la dirigente de la OMS.

Dicho esto, Chan ha condenado «drásticamente» los conflictos armados y actos de violencia que se están produciendo en diferentes partes del mundo ya que, a su juicio, estas situaciones lo único que hacen es «aumentar» la necesidad de una mayor asistencia sanitaria.

Además, la directoria general de la OMS ha reconocido ser consciente de las agresiones que se están produciendo al personal sanitario y a los centros de atención médica en los países que están en conflicto y ha destacado la necesidad de que la seguridad de las instalaciones y de los médicos sea invulnerable.

Fuente: «El País».

Deja un comentario