La Fiscalía del Supremo abre la vía para ilegalizar Alianza Nacional

La Fiscalía se ha puesto en marcha contra Alianza Nacional, cuyo emblema apareció entre el grupo agresor de la pasada Diada en la delegación de la Generalitat, durante el acto que se celebraba en su centro cultural anexo, Blanquerna. La Fiscalía del Tribunal Supremo (TS) ha abierto diligencias para la posible ilegalización de dicha organización ultraderechista tras la denuncia presentada por el diputado de IU Gaspar Llamazares.

A raíz del ataque a Blanquerna –en el que entre otros asistentes al acto resultó herido el portavoz adjunto de CiU, Josep Sánchez Llibre–, Gaspar Llamazares envió una carta al fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, en la que le planteaba la posible disolución de Alianza Nacional, de acuerdo con las previsiones de la ley de Partidos. El fiscal general remitió el asunto a la Fiscalía de lo Contencioso-Administrativo del Supremo que es la que, en su caso, debe promover la ilegalización de una fuerza política si sus actividades suponen una conculcación reiterada de principios constitucionales básicos.

El artículo 10 de dicha ley prevé la disolución de una fuerza política “cuando vulnere de forma continuada, reiterada y grave la exigencia de una estructura interna y un funcionamiento democráticos” y “cuando de forma reiterada y grave su actividad vulnere los principios democráticos o persiga deteriorar o destruir el régimen de libertades o imposibilitar o eliminar el sistema democrático”. Se entenderá que concurre dicho supuesto cuando el partido en cuestión observe conductas como la de “fomentar, propiciar o legitimar la violencia como método para la consecución de objetivos políticos o para hacer desaparecer las condiciones precisas para el ejercicio de la democracia, del pluralismo y de las libertades políticas”.

Llamazares dijo ayer que “algo habrá visto el fiscal para abrir diligencias”. Y algo ha visto, desde luego. Por ejemplo, las imágenes del ataque a Blanquerna. Pero en medios del Supremo se asegura que lo que se ha puesto en marcha es una investigación preliminar, por lo que no hay que dar nada por supuesto. La ley que se ha aplicado al caso es la misma que llevó a la ilegalización de Batasuna, pero luego ha habido otros casos archivados.

Todo depende de que se pruebe que Alianza Nacional ha incurrido en los citados supuestos de la ley. Para investigarlo, el fiscal de lo contencioso Pedro Crespo ha pedido a la Policía y la Guardia Civil informes sobre las actividades de dicho grupo. Sobre los hechos de Blanquerna prosigue la investigación penal. Hoy prestará declaración el diputado Josep Sánchez Llibre.

El PSOE denunció ayer, por otra parte, una exposición que tuvo lugar en un colegio de Quijorna (Madrid), con exhibición de emblemas fascistas. La alcaldesa, Mercedes García (PP), pidió disculpas por lo ocurrido.

Fuente: “La Vanguardia”.

Deja un comentario