La CNMV impondrá multas a la banca por la reventa de preferentes a sus clientes

La CNMV ultima multas a más de media docena de entidades  financieras por mala comercialización de preferentes. La  sanción económica no será tanto por la puesta en el mercado de este tipo de  productos híbridos, sino por su posterior mala gestión. Es decir, por la «mala  comercialización de encajes», apuntan fuentes financieras. Es decir, por la  reventa de las preferentes a un segundo cliente, cuando ya apenas tenían valor.

Un ejemplo: una caja de ahorros ofrecía a su cliente un tipo de interés  del 6% anual por adquirir preferentes de una determinada emisión. Cerrada esa  emisión, cuando ese cliente quería deshacerse de las mismas, la propia entidad  se encargaba de buscar otro inversor que quisiera comprárselas al primero por el  valor nominal. Aquí es donde se han detectado ciertas irregularidades y va a ser  el motivo por el que se impongan las multas; puesto que la entidad financiera ya  sabía que su valor real o efectivo era inferior al nominal. Es decir, encontraba  una segunda persona dispuesta a invertir sus ahorros en ese mismo producto. Las  preferentes cambiaban de manos, pero la entidad financiera lograba que el  primero obtuviese la rentabilidad comprometida en su día.

Incluso en  muchos casos de estas segundas rondas, la crisis ya era una realidad y no había  ni mercado, como sí sucede en la bolsa, ni potenciales compradores. Había que  esperar unos meses hasta que llegase a la oficina bancaria un individuo buscando  dónde colocar su dinero y la entidad financiera le ofrecía hacerse con ese tipo  de producto. En definitiva, para la entidad bancaria comercializadora suponía un  canje de titular, pero de un producto financiero ya sin valor.

La CNMV,  presidida por Elvira Rodríguez, impondrá sanciones que irán de los 30.000 a los  100.000 euros. Entre lo que resta de este mes o principios de octubre se  consagrará la comunicación a las entidades afectadas de los expedientes abiertos  meses atrás. A otras entidades también se les incoó expediente, pero al final no  se les ha multado por no existir este tipo de infracción. Bien es cierto, que  entre las entidades sancionadas también habrá alguna, dos o tres, en el que el  motivo de la multa será la mala comercialización en origen.

En este  contexto, el proceso se ha retrasado porque se ha abierto un debate entre los  juristas del Ministerio de Economía y los del organismo regulador por definir  contra qué entidad se articulan las multas. Al parecer, más de una entidad  bancaria que cometió ese tipo de mala gestión ya ha desaparecido o se ha  integrado en una entidad sana. Los abogados de Economía son reticentes a que se  adjudique la sanción económica a las entidades sanas que en su día compraron las  entidades ya extinguidas; mientras que los de la CNMV entiende que no tiene  ningún sentido sancionar a entidades ya desaparecidas.

Mientras tanto,  los arbitrajes de las preferentes en las entidades nacionalizadas continúan su  curso. Ayer, el ministro de Economía, Luis de Guindos, apuntó que unas 100.000  personas que se vieron afectadas por la mala comercialización de las  participaciones preferentes han recuperado ya su dinero. «Con los últimos datos  disponibles que tenemos de los arbitrajes en Novagalicia, Bankia y Catalunya  Caixa ya prácticamente estamos en 100.000 personas que han recuperado su dinero  de unas inversiones que nunca se tenían que haber producido porque nunca se  tenía que haber colocado este producto a inversores que no tenían la suficiente  cualificación», señaló el ministro, a lo que añadió: «Bankia, que comenzó el  procedimiento más tarde que las otras entidades nacionalizadas, está realizando  entre 3.000 y 4.000 arbitrajes cada semana».

Por otro lado, la mitad de  los afectados por las participaciones preferentes de Bankia en Mataró que  presentaron solicitud para acogerse al proceso de los arbitrajes han recibido  respuesta positiva. Se calcula que en la capital del Maresme hay más de 6.000  afectados directos y 15.000 indirectos.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario