La Audiencia Nacional revisa a puerta cerrada el ingreso en prisión de Bárcenas

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revisará  este jueves a puerta cerrada el recurso presentado por la defensa del extesorero  del PP Luis Bárcenas contra su ingreso en  prisión, ordenado el pasado día 27 de junio por el juez Pablo  Ruz.

Bárcenas recurrió su ingreso en prisión cinco días después de ingresar en la  cárcel de Soto del Real, argumentando que, desde que fue imputado hace cuatro  años en el caso Gürtel ha acudido a todas las citaciones, nueve en total, no ha  utilizado su dinero oculto para huir y alegando que «ahora tampoco pretende  hacerlo».

En su recurso, los entonces letrados del extesorero ‘popular’, que  renunciaron a su defensa, calificaban la decisión de Ruz como «injustificada,  desproporcionada e innecesaria» y recordaban que Bárcenas fue imputado por  primera vez en esta causa en julio de 2009 y que desde ese momento ha  comparecido «en todas y cada una de las nueve ocasiones en las que ha sido  citado», sin faltar jamás a un solo llamamiento judicial, y dando en ellos  «explicaciones al instructor sobre cuanto éste entendió oportuno explicar».

El recurso añadía que desde el pasado 25 de febrero Bárcenas tenía ya  retirado su pasaporte, prohibido el abandono del territorio nacional sin previa  autorización del Juzgado «y con comparecencias ‘apud acta’ quincenales que ha  venido cumpliendo escrupulosamente desde dicho día, sin dar razón, argumento ni  opción alguna a considerar que pretendía iniciar una fuga como la que ahora se  dice que pretende evitar».

Los abogados calificaban como «público y notorio» que Bárcenas «regresó de un  viaje de esquí en Canadá, sin optar desde luego por quedarse en dicho país ni en  ningún otro» cuando supo, a través de los medios de comunicación, que el  magistrado podía imponerle medidas cautelares.

Reconoce la ocultación del dinero

El escrito reconocía, no obstante, que el extesorero del PP disponía en los  bancos Lombard Odier y LGT de Suiza de «cantidades absolutamente millonarias» y  admitía que ni la Administración de Justicia ni la Hacienda Pública tuvieron  conocimiento de ellos hasta diciembre de 2012.

Apuntaba que «si ese patrimonio desconocido durante años para la Justicia no  ha sido utilizado por Bárcenas «para situarse fuera del alcance de la misma  cuando ninguna medida cautelar pesaba sobre él, es evidente que ahora no puede  emplearse el argumento de que dispone de ese mismo patrimonio -(…) por cierto  bloqueado durante meses por las autoridades suizas- para iniciar ese incierto  camino de elusión de sus responsabilidades ante nuestros Tribunales».

Los argumentos de Ruz

El juez ordenó el pasado 27 de junio el ingreso en prisión incondicional del  extesorero para «asegurar su presencia» en el procedimiento en el que se  investigan las actividades de la trama Gürtel y «evitar el riesgo de fuga».

El magistrado sostenía que el ingreso en la cárcel del exsenador ‘popular’  serviría, además, «para preservar las fuentes de prueba relacionadas con los  presuntos delitos objeto de imputación en evitación de su alteración por parte  del imputado».

Ruz destacaba «la elevada penalidad que se asocia a los delitos que se le  imputan», y la alta previsión de responsabilidad pecuniaria que llevan  aparejados, que ha desembocado en una petición de fianza por responsabilidad  civil de 43,2 millones de euros, y su nueva imputación en la pieza en la que se  investiga la presunta contabilidad B del PP.

Recordaba, además, que el exsenador cuenta «con patrimonio en el extranjero  de difícil control e incautación judicial y pone de manifiesto que «durante los  años 2011, 2012 y 2013 continuó disponiendo libremente de los fondos en Suiza» y  contó con capacidad de «gestión activa» sobre ellos.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario