La Audiencia Nacional imputa por primera vez al director de una sucursal bancaria que vendió preferentes

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha imputado formalmente y  por primera a un director de sucursal bancaria por la presunta comisión de un  delito de fraude en la venta de preferentes, según se desprende  de un auto del magistrado al que ha tenido acceso Europa Press.

En el escrito, fechado el pasado día 31, el magistrado cita a declarar como  imputado al exresponsable de la oficina de Bancaja en la  localidad valenciana de Alberic, José Luis González Garrigues, en fecha que «se  acordará una vez consultada la agenda de señalamientos», por vender 100.000  euros en acciones de este producto bancario a la empresa Bochner.

También cita a declarar como testigos en una fecha aún por determinar al  abogado Joaquín Yvancos y a Manuel Fernández Martín, que participaron en la  operación en representación de la compañía. El magistrado solicita, además,  copia del folleto informativo en el que la empresa admitió la inversión. El  magistrado ha tomado esta decisión después de que la Sección Tercera de la Sala  de lo Penal le ordenara el pasado 30 de mayo extender la causa que investiga la  salida a Bolsa de la entidad para incluir también en ella el fraude a clientes  particulares que adquieron preferentes.

Esta decisión obligaría por extensión a Andreu a admitir a trámite todas  aquellas querellas de particulares afectados por la compra de este producto  bancarios –que a día de hoy son cientos de miles– con el consiguiente riesgo  convirtiendo la investigación en un macroproceso de difícil y dilatada  resolución, han informado fuentes jurídicas.

La Sección Tercera aseguraba que las preferentes se ofrecieron con intención  de recapitalizar entidades gravemente deficitarias. «Ante la imposibilidad de  las cajas de acudir a los mercados financieros no tuvieron reparo en verificar a  costa de los más débiles: los clientes, los ahorradores, los pensionistas, y  ello con el objetivo futuro de conformar ellos una nueva entidad que pudiera  salir a Bolsa», indicaba.

El auto agregaba que la venta de preferentes se inscribe en «los actos  preparatorios, previos e inseparables del posterior brusco deterioro patrimonial  de Bankia, en cuanto constituyen maniobra de recapitalización artificial». En la  causa se investiga, por el momento, al expresidente de Bankia Rodrigo Rato y a  31 exconsejeros  imputados, así como a Bankia y a BFA en calidad de personas jurídicas, a los  que se les atribuyen indiciariamente y de forma genérica los delitos de  falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el  precio de las cosas y apropiación indebida.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario