Hacienda podrá intervenir también a las autonomías por deudas a proveedores

El Ministerio de Hacienda podrá llegar a intervenir una  comunidad autónoma y suspender su competencia  normativa sobre tributos cedidos si incumple el pago a proveedores en los plazos  legales de 30 días, unas medidas extremas que ya se prevén en la Ley de  Estabilidad Presupuestaria para quien incumpla la reducción del déficit y de la  deuda financiera.

Fuentes del departamento que dirige Cristóbal Montoro han explicado esta  posibilidad que contemplará la Ley de control de la deuda comercial, cuyo  anteproyecto fue aprobado el pasado viernes por el Gobierno y que se espera que  refrenden las Cortes a finales de octubre. Ese caso extremo de intervención se  producirá en cualquier caso siete meses después del primer aviso a la comunidad  y desde que esta tome las primeras medidas de tesorería para evitar incumplir la  norma. «Es una situación que esperemos que no llegue a producirse nunca, pero  debe estar en la norma para poder actuar. Son siete meses, tiempo suficiente, y  trabajaremos conjuntamente para no llegar a esto», han explicado las mismas  fuentes.

Además de enviar a los conocidos como ‘hombres de negro’ a la autonomía y de  suspender competencias normativas sobre tributos cedidos, que serán ejercidas  por el Estado, la norma prevé también que la comunidad deba aprobar acuerdos de  no disponibilidad de créditos y constituir un depósito con intereses en el Banco  de España equivalente al 0,2 por ciento de su PIB nominal.

Con esta norma, Hacienda pone la deuda comercial al mismo nivel que la deuda  financiera y el déficit, con un sistema automático y progresivo de medidas de  control. Desde el ministerio se ha asegurado sin embargo que se prevén también  medidas para evitar llegar a ese extremo, al igual que está ocurriendo con la  Ley de Estabilidad, cuyas peores consecuencias no han llegado a aplicarse.

El objetivo principal de la Ley de control de la deuda comercial es que todas  las administraciones públicas cumplan la normativa sobre morosidad, paguen sus  facturas en 30 días y en el futuro no generen facturas que no puedan pagar.

Otro plan de proveedores

El Gobierno aprobó el pasado viernes un nuevo plan de pago a proveedores para  comunidades y entidades locales con este objetivo de poner el ‘contador’ de las  facturas a cero. Las fuentes de Hacienda han asegurado sin embargo hoy que  cuenta con dos fases y que la segunda será activada por la Comisión Delegada  para Asuntos Económicos cuando la situación de los mercados lo permita, puesto  que financiera estos planes requiere al Tesoro buscar el dinero en los  mercados.

Esa segunda fase, si se llega a activar, se dedicará a pagar contratos de  obras, arrendamientos de bienes inmuebles, agua, energía, transportes, servicios  postales o indemnizaciones por expropiaciones. Antes, la primera fase del plan,  anunciada el viernes, prevé el pago de deudas con el llamado tercer sector:  sanitario, educativo y servicios sociales.

También, transferencias a asociaciones sin ánimo de lucro, subvenciones por  I+D+I, transferencias a entidades locales y proveedores de universidades. Ahora  comienzan los trámites para que lleguen a cobrar los proveedores de comunidades  y de ayuntamientos que pueden beneficiarse de este nuevo plan. Desde Hacienda se  espera que a finales de octubre, se empiecen a cobrar las primeras deudas.

En total, unos 3.000 millones de euros. En el caso de las entidades locales,  podrán incluir en este plan las deudas por sentencias firmes de procedimientos  de expropiación (unos 316 millones) y las correspondientes a entidades sin ánimo  de lucro (332 millones). Las obligaciones de pago deberán tener como fecha  límite el 31 de diciembre de 2012 y se estima que unos 5.500 ayuntamientos  podrían tener en esa fecha alguna deuda con entidades sin ánimo de lucro.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario