El TC rechaza el recurso del PP contra el matrimonio homosexual

El Tribunal Constitucional ha fallado este martes, por  8 votos a favor y 3 en contra, que la ley del matrimonio homosexual es constitucional, con lo que ha  rechazado el recurso que el PP presentó hace  más de siete años contra esta norma que regula las uniones entre personas del  mismo sexo.

La constitucionalidad de la ley ha sido avalada por una mayoría del alto  tribunal que trasciende la división entre los denominados magistrados  conservadores y progresistas, ya que Francisco Pérez de los Cobos, considerado  conservador, ha apoyado el fallo.

El presidente Pascual Sala y los magistrados Pablo Pérez Tremps, Encarnación  Roca, Ignacio Ortega, Adela Asúa y Fernando Valdés han votado también a favor de  la constitucionalidad de la ley, y junto a ellos lo ha hecho Manuel Aragón,  quien ha emitido voto particular concurrente (de acuerdo con el sentido del  fallo, pero no con la fundamentación jurídica de la sentencia).

Los magistrados Andrés Ollero, Ramón Rodríguez Arribas y Juan José González  Rivas han votado en contra y han formulado el consiguiente voto particular  discrepante. Tras conocerse la resolución, el ministro de Justicia, Alberto  Ruiz-Gallardón, ha asegurado que el Gobierno acata el fallo y que, por su  carácter vinculante, no modificará la normativa vigente que regula la unión  entre personas del mismo sexo.

La sentencia del TC, que todavía no ha sido redactada, se basará en el  argumento de que es necesario leer el texto constitucional a la luz de las  exigencias de la sociedad actual, es decir, hacer de la constitución una lectura  evolutiva.

Para esa lectura, que va más allá de lo que en 1978 se redactó en la  Constitución hablando de matrimonio entre personas de distinto sexo, el tribunal  acude al derecho comparado, al derecho internacional de los derechos humanos no  a la doctrina jurídica.

Todo ello permite integrar en la institución del matrimonio la unión entre  personas del mismo sexo en términos reconocibles para la imagen de la misma que  en cada tiempo y lugar tiene la sociedad, señala el TC.

Además, la sentencia se ocupa de la adopción de menores por matrimonios de  personas del mismo sexo y señala que, jurídicamente, el bien a proteger por  encima de cualquier otro es el interés del menor. Un interés, argumenta,  que queda garantizado por la ley recurrida, por lo que tampoco en ese punto cabe  declararla inconstitucional.

El histórico pleno del Tribunal Constitucional comenzó sobre las 17:15 horas  para debatir la última propuesta presentada por el ponente, el magistrado Pablo  Pérez Tremps, favorable a la constitucionalidad de la ley del matrimonio  homosexual.

Antes de la votación, el pleno ha deliberado no solo sobre el sentido del  fallo, sino sobre la fundamentación jurídica del mismo contenida en la ponencia  propuesta por Tremps, que contenía cambios sobre la anteriormente debatida, todo  ello con intención de aunar criterios, según fuentes del alto tribunal.

Las fuentes han informado a Efe de que la sesión plenaria de esta tarde ha  resultado decisiva, ya que antes de la convocatoria de la misma no era seguro  que fuera a haber un fallo. Sin embargo, la deliberación no ha alcanzado  las dos horas antes de que se conociera la decisión.

El debate y los cambios en la ponencia han conducido a una mayoría que va más  allá de las teóricas adscripciones ideológicas de los magistrados, ya que a los  seis considerados progresistas se han sumado otros votos hasta el número  favorable de ocho.

Fuentes jurídicas han interpretado que la acumulación de asuntos a resolver  por el pleno y, fundamentalmente, la larga tramitación (más de tres años) del  Estatut de Catalunya son las causas del plazo de más de siete años que ha  tardado el Constitucional en resolver este asunto.

Alegría socialista El PSOE ha celebrado rápidamente la  decisión a través de la red Twitter. «¡Felicidades a todos y a todas! La ley del  matrimonio igualitario es plenamente constitucional. Pierde el PP, ganan los  derechos», han asegurado los socialistas desde su cuenta oficial.

El secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha  asegurado que ha prevalecido la igualdad «sobre quienes, una vez más, intentaban  imponer su moral». El líder del PSOE ha afirmado que hace siete años Rajoy  decidió que su partido lanzara «una ofensiva» contra el matrimonio gay y comenzó  así «una historia que ha terminado hoy».

También los colectivos homosexuales han celebrado el fallo del TC y han  considerado que «por fin» se reconoce que todos los ciudadanos,  independientemente de su orientación sexual, tienen los mismos derechos y los  mismos deberes. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y  Bisexuales (FELGTB) y la Confederación Española de Asociaciones de Lesbianas,  gais, bisexuales y transexuales (COLEGAS) se han mostrado satisfechas por el  rechazo al recurso del PP aunque han lamentado que haya tardado «tanto  tiempo».

PP: El fallo da «seguridad jurídica» El secretario de  Justicia, Derechos y Libertades del PP, Iñaki Oyarzabal, aseguró que la decisión  del TC de mantener el término «matrimonio» para las uniones entre parejas del  mismo sexo, da «certidumbre» y «seguridad jurídica» a las personas que se han  casado. Oyarzábal puso de manifiesto el tiempo que ha tardado el Tribunal  Constitucional en pronunciarse al respecto y aseguró que «por fin» ha emitido un  fallo en relación con el recurso presentado por el PP sobre el matrimonio  homosexual.

En el recurso, el PP afirmaba que la ley que regula el matrimonio entre  personas del mismo sexo desnaturaliza «la institución básica del matrimonio»,  tal y como ha sido entendido hasta ahora, ya que vulnera el artículo 32 de la  Constitución, que dice que «el hombre y la mujer tienen derecho a contraer  matrimonio con plena igualdad jurídica».

Los magistrados del tribunal de garantías constitucionales llevan estudiando  desde el pasado mes de julio el recurso que el PP interpuso hace más de siete  años, si bien ha sido en las últimas semanas cuando se han ido culminando los  debates.

El ponente designado para esta sentencia es el magistrado considerado  progresista Pablo Pérez Tremps. El Gobierno socialista de José Luis  Rodríguez Zapatero aprobó en 2005 la norma, que ha permitido cerca de 25.000  bodas entre personas del mismo sexo.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística suman poco más de 22.000  bodas entre homosexuales desde 2005 y hasta 2011, y a esa cifra hay que sumar  las que se han producido a lo largo de 2012 que, de acuerdo a la media de años  anteriores, pueden estimarse en unas 3.000 bodas.

Esto arroja un total estimado de bodas entre personas del mismo sexo en  España de unas 25.000, aunque desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais,  Transexuales y Bisexuales se incrementa este número hasta las 30.000.

Fuente: «La Vanguardia»