El silencio administrativo abre la puerta a las bodas gais en Colombia

El matrimonio entre personas del mismo sexo ha llegado a Colombia por silencio administrativo. En 2011 el Tribunal Constitucional del país dio dos años al Ejecutivo para que regulase este tipo de uniones. El plazo que cumplió el 20 de junio, pero el proyecto de ley no salió adelante en el Congreso, así que los jueces han decidido aplicar la recomendación del Constitucional por su cuenta. Primero, en julio, la titular del juzgado civil 67 de Bogotá, Carmen Lucía Rodríguez, declaró casados a dos hombres, Carlos Hernando Rivera y Gonzalo Ruiz Giraldo, pero no los llamó matrimonio.

Ese último paso para la igualdad se dio el 20 de septiembre, cuando un juzgado celebró en Bogotá el primer matrimonio entre personas del mismo sexo, una pareja de hombres. Según recoge el periódico digitalenewspaper, el juez Juan Carlos Andrés Cerón declaró “legalmente unidos en matrimonio civil, con todas las prerrogativas que nuestro ordenamiento jurídico otorga”, a una pareja gay, cuyo nombre no se ha dado a conocer.

Luego fueron dos mujeres, Claudia Zea y Elizabeth Castillo. “Un juez puede hacer interpretación de las normas, cuando hay algunos vacíos hay analogías y hay técnicas que pueden usarse. En este caso, la analogía no se hace solamente tomando en cuenta normas del Código Civil, sino que ya tenemos una sentencia de la Corte Constitucional que está rigiendo plenamente, donde se explica a los funcionarios judiciales que en el caso de que no existiera una regulación legal de las uniones de parejas del mismo sexo se debían aplicar las normas del Código Civil”, declaró el juez que las casó, Julio González. “Esto sucede porque la Corte no puede asumir la función de crear nuevas leyes, y ya que el Congreso no lo hizo, los jueces podemos interpretar que según la Constitución y el Código Civil se pueden practicar matrimonios”.

Como era de esperar, las bodas han sido contestadas por sectores religiosos, y también por la Procuraduría General de la Nación, que dirige Alejandro Ordóñez, que intenta anular los matrimonios. Según recoge dosmanzanas.com, el abogado de Colombia Diversa, Mauricio Albarración, ha declarado que es “la primera vez en la historia de Colombia que se está interfiriendo en la decisión de un juez para anular un matrimonio”. “El procurador está amenazando la democracia”, ha declarado por su parte el abogado y activista LGBTI [lesbiana, gay, transexual y bisexual] Germán Rincón Perfetti. “La democracia no es el poder de las mayorías sino el reconocimiento y el respeto de toda clase de minorías amenazadas por el poder”, ha explicado.

Si se confirma esta manera de proceder, Colombia se uniría a Argentina, Uruguay, Brasil y algunos Estados de México en Latinoamérica en su reconocimiento a los matrimonios de personas del mismo sexo. También a Canadá y algunos Estados de EE UU en el continente. Fuera de América, los matrimonios solos están reconocidos en un país africano, Sudáfrica, en Nueva Zelanda y en España (que fue el primero), Portugal, Holanda, Bélgica, Noruega, Suecia, Dinamarca, Islandia, Francia y Gran Bretaña (donde entrará en vigor en enero).

Fuente: “El País”.

Deja un comentario