El Salvador rechaza la solicitud de aborto de una mujer en riesgo de muerte

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador rechazó la solicitud de aborto de una joven que padece diversas enfermedades y ordenó continuar con el embarazo, según ha informado hoy esa entidad.

«Este tribunal sostiene que los derechos de la madre no pueden privilegiarse sobre los del nasciturus (el que ha de nacer) ni viceversa; asimismo, que existe un impedimento absoluto para autorizar la práctica de un aborto por contrariar la protección constitucional que se otorga a la persona humana ‘desde el momento de la concepción», destaca la sentencia, dictada ayer.

«Beatriz» o B.C. es una mujer de 22 años que solicitó el 11 de abril pasado a la Sala de lo Constitucional interrumpir su embarazo porque padece lupus y una enfermedad renal. Su bebé, además, es anencefálico (ausencia de parte del cerebro). En una entrevista con este periódico desde el hospital donde se encuentra ingresada en la capital salvadoreña, Beatriz aseguró: “Yo… lo que quiero es vivir. Quiero estar con mi niño, con mi familia…”. La joven, que es ama de casa y reconocía que «está muy cansada», pedía además la ayuda de las autoridades para que entendieran su situación. «Espero que hagan algo… que luchen por mí», señalaba.

La mujer, por medio de los abogados de la Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto Terapéutico de El Salvador, ha interpuesto varios recursos judiciales para que el Gobierno de su país autorice una excepción a su ley, que ahora pena hasta con 50 años el aborto. Las autoridades, a pesar de los llamamientos de organizaciones como la ONU y del dictamen de la Corte Iberoamericana de Derechos Humanos, que les han instado a proporcionarle el tratamiento indicado por los médicos (la interrupción del embarazo), aún no se han pronunciado.

La Sala también ordenó a los médicos «continuar monitoreando el estado de salud de la peticionaria y (…) brindarle el tratamiento que en cada momento le resulte idóneo para su condición médica, así como implementar los procedimientos que, según la ciencia médica, se estime indispensables para atender las futuras complicaciones que se presenten».

La solicitud de «Beatriz» reavivó el debate del aborto en El Salvador, donde desde 1998 es penalizado en todas sus formas. El Salvador es uno de los cinco países de Latinoamérica, junto a Nicaragua, Honduras, República Dominicana y Chile, que prohíben el aborto de manera absoluta.

Fuente: «El País».

Deja un comentario