El PSOE propondrá al Gobierno que la nueva ley para paralizar los desahucios tenga carácter retroactivo

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha abogado este sábado por negociar con el Gobierno con la máxima celeridad posible para evitar los desahucios, ya que el objetivo de su partido es que «nadie se quede sin casa» por no poder pagar una hipoteca «en un momento de dificultades sobrevenidas».

Rubalcaba, que ha hecho estas declaraciones tras reunirse con el equipo de expertos que el partido ha designado para trabajar con el Ejecutivo en la modificación de la ley de desahucios –en una cita que se celebrará este lunes–, ha afirmado que su propuesta abarca tanto a los propietarios a quienes se ha iniciado el trámite de desahucio como a los futuros. En esta línea, el secretario general del PSOE ha añadido que a los que ya han perdido su casa habría que buscarles otra solución.

Paralizar los desahucios

Rubalcaba, tras afirmar que le han pedido al Ejecutivo que les remita sus propuestas concretas para que la negociación del lunes sea más efectiva, ha asegurado: «En principio todo lo que sea paralizar los desahucios me parece una buena iniciativa, más ahora que estamos tramitando el nuevo texto».

Rubalcaba ha apostado por «corregir los abusos que existen a favor de los bancos» y ha insistido en que la propuesta de su partido prevé la implantación de un procedimiento extrajudicial previo, similar a los concursos de acreedores que existen para las empresas que favorezca los acuerdos entre las partes. «Con este nuevo texto queremos salir al paso de los errores que cometimos cuando gobernamos», ha reconocido el líder socialista.

Tasación inferior

Rubalcaba también ha hablado de la tasación y de regular que, cuando un inmueble llegue al proceso de subasta judicial, no pueda tasarse a un precio inferior al que se fijó en la tasación que en su día se utilizó para conceder el crédito.

El secretario general socialista ha recordado que este viernes pidió en una carta a los presidentes de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) y al de la Asociación Española de la Banca (AEB) que suspendan los desahucios hasta que haya una nueva ley, y que no se actúe de forma «irreparable».

El líder socialista ha asegurado que, aunque la reunión del lunes es entre el Gobierno y el PSOE, nadie está fuera de esta negociación, y se ha mostrado dispuesto a hablar con todos los grupos.

Fuente: «El Periódico»