El Parlamento de Francia aprueba el matrimonio homosexual

La Asamblea Nacional de Francia ha aprobado  este martes la ley que autoriza el matrimoniohomosexual y que permite que las parejas de homosexuales puedan  adoptar, que ahora deberá ser ratificada por el Senado.

La ley, una de las promesas del presidente francés, el socialista François  Hollande, ha sido refrendada en primera lectura por 329 votos a favor, 229 en  contra y diez abstenciones, superando los 280 votos necesarios para salir  adelante.

A favor del texto han votado los diputados socialistas y también algún  miembro de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), mientras que las  abstenciones han sido principalmente de miembros de este partido así como algún  parlamentario próximo a la izquierda, según los medios.

Además, dos diputados de la UMP han votado a favor. El debate de la nueva  ley, que ha generado manifestaciones a favor y en contra, en el Senado está  previsto que empiece a partir del próximo 2 de abril. Los socialistas también  cuentan con mayoría en el Senado, por lo que el texto debería salir adelante sin  problemas, si bien podrían introducirse algunos cambios.

El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, ha celebrado la aprobación de la ley.  «Voto solemne: estoy orgulloso de esta mayoría que respalda la ley sobre el  matrimonio para todos, un bonito y gran avance para la igualdad», ha señalado a  través de su cuenta en Twitter, @jeanmarcayrault.

También la portavoz del Gobierno, Najat Belkacem, se ha felicitado del  resultado de la votación, «un acto histórico en el camino de la igualdad, que en  último término beneficiará a todas y todos», ha señalado también a través de su  cuenta en Twitter. Por su parte, el secretario general del

Partido Socialista, Harlem Désir, ha calificado de «gran día de igualdad para  Francia y de inmenso orgullo para los socialistas» el resultado de la votación.  «Gracias al compromiso de François Hollande, hay una gran reforma de progreso  que ve la luz en nuestro país», ha resaltado.

En opinión del líder socialista, «esta es una victoria para toda la sociedad  francesa: las familias ya no estarán desprovistas jurídicamente, los niños ya no  estarán sometidos a desigualdad ante la ley, y toda la sociedad se beneficiará  de una reforma en el servicio de los valores republicanos».

 Fuente: «La Vanguardia».

Deja una respuesta