El Parlament aprueba una moción para cumplir la sentencia europea sobre desahucios

El pleno del Parlament ha aprobado hoy por amplia mayoría  una moción de ERC en la que se insta a aplicar la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que pone en  cuestión una parte de la legislación española sobre desahucios,  y se muestra favorable a la dación en pago de las  hipotecas impagadas.

La moción, que ha contado con el apoyo de todos los grupos menos el del PPC,  insta a modificar el Codi de Consum de Catalunya para dotar a la Agència  Catalana de Consum de poder sancionador sobre las entidades de crédito que  apliquen cláusulas abusivas en las hipotecas.

El texto ha sido defendido por la diputada de ERC Gemma Calvet, e incluye un  nuevo pronunciamiento del Parlament en favor de la «dación en pago» de las  hipotecas impagadas, pero puesto que la cámara legislativa catalana no tiene  competencias para modificar la ley hipotecaria se insta al Congreso a hacer las  modificaciones oportunas.

ERC ha aceptado dos enmiendas de CiU en el sentido de crear una Mesa sobre  Desahucios en la que estarán representados la Generalitat, las entidades  municipalistas, y las entidades financieras, y también un Fondo Social de  Viviendas de Cataluña a partir del «parque privado desocupado».

El diputado de ICV-EUiA Salvador Milà ha recordado que el Parlament ya se  pronunció a favor de la «dación en pago» de las hipotecas impagadas en la  anterior legislatura y que trasladó al Congreso una propuesta de modificación de  la ley hipotecaria que aún no ha sido debatido.

Núria Parlón, del PSC, ha lamentado que no se haya aceptado la enmienda de su  grupo, en la línea de la resolución adoptada por el gobierno andaluz para hacer  posible el «usufructo» de las viviendas desahuciadas, pero ha apoyado el  texto.

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha considerado «claramente  insuficiente» la reforma hipotecaria aprobada únicamente por el PP en el  Congreso, algo en lo que han coincidido Elena Ribera (CiU) y Quim Arrufat  (CUP).

Este último diputado, además, ha denunciado que «las personas de las  organizaciones que luchan contra la legislación hipotecaria española están  sufriendo persecución política, policial y judicial» por parte del Gobierno del  PP.

Pere Calbó, del PPC, ha indicado que el conflicto en el ámbito hipotecario  «es un viejo problema que los gobiernos de izquierda no hicieron frente, ni en  Madrid ni el tripartito de Catalunya», y que «fue precisamente durante sus  mandatos cuando se produjeron más desahucios», ha aseverado.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario