El juez pregunta a la Fiscalía si debe citar como testigo a Guindos en el ‘caso Bankia’

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha preguntado a la Fiscalía Anticorrupción si debe citar como testigo al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, para aclarar su intervención durante las semanas previas a la dimisión de Rodrigo Rato como presidente de Bankia.

Fuentes jurídicas han informado de que Andreu ha dado hoy traslado al Ministerio Público del escrito presentado por UPyD el pasado 9 de enero, en el que también solicitaba que tomara declaración a Jaime Castellanos, presidente en España del grupo bancario Lazard -que diseñó y asesoró a Bankia en su salida a bolsa-, con la finalidad de que explique su relación con Rato.

En su declaración del pasado 20 de diciembre, el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó que el Gobierno le había pedido un nuevo plan de viabilidad para la entidad pocos días después de que el Banco de España aprobara el Plan de Recapitalización y el Plan Estratégico de BFA-Bankia hasta 2015.

A pesar de que Rato no dijo quiénes fueron sus interlocutores en el Ministerio de Economía, de su relato «se deduce que tales conversaciones se sustanciaron al máximo nivel», por lo que «la única persona que puede dar puntual y cabal respuesta» a los interrogantes surgidos tras su declaración es su actual titular, concluía el escrito de UPyD.

Para el partido, es «absolutamente imprescindible» que De Guindos explique por qué exigió un nuevo plan a Bankia al margen del Banco de España, qué pedía que figurara en ese documento y en virtud de qué competencia interfirió en la labor de supervisión del organismo.

También debería dilucidar, según UPyD, si el informe del FMI conocido el 25 de abril, en el que señalaba como primordial el saneamiento de la banca y veía posible que el sector necesitara financiación pública, tuvo alguna influencia en su actuación y en virtud de qué datos creía que Bankia necesitaba más del doble de ayudas públicas (unos 15.000 millones) que las pedidas por Rato.

La declaración de De Guindos es también «capital» para conocer por qué la auditora de Bankia (Deloitte) congeló la emisión de su informe sobre las cuentas de 2011 a la espera de las negociaciones entre la entidad financiera y el Ministerio de Economía.

Por último, el escrito señalaba que Guindos debería explicar quién eligió, negoció y propuso a Goirigolzarri para sustituir a Rato y acometer los planes del Ministerio de Economía en Bankia.

En cuanto a Castellanos, UPyD indicaba que Rato y el directivo de Lazard constituyeron juntos una sociedad inmobiliaria (Paracuga), a pesar de que el expresidente de Bankia negó ante el juez tener relación profesional o comercial con él, al margen de la derivada de Lazard.

Un extremo que para el partido de Rosa Díez supone un claro caso de conflicto de intereses y pide que se investigue si la falsedad de Rato en su declaración puede ser constitutiva de un delito de administración desleal.

Fuente: «El País».

Deja una respuesta