El juez desvela un traspaso de 150.000 euros de Aizoon a una cuenta de la Infanta

El juez que instruye el caso Nóos, José Castro, ha incorporado al sumario documentación relativa a un traspaso de 150.000 euros desde una cuenta de Aizoon en la que figuran como titulares la infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin a otra de ahorro. Castro ha dado hoy traslado a las partes personadas en este proceso de varios centenares de folios de documentación nueva relacionada con esta causa en la que investiga presuntos delitos fiscales y blanqueo.

Entre la información entregada al juez figura la respuesta de una entidad financiera a la que había preguntado por dicho traspaso bancario, que ocurrió el 27 de diciembre de 2006. Según la entidad, el dinero fue a parar a una cuenta de ahorro. Esa cuenta de destino ya figuraba en el sumario porque la había utilizado Urdangarin.

Castro supo de dicho traspaso a partir de un informe de la Agencia Tributaria de finales de agosto, que recogía que en una cuenta a nombre de los duques de Palma como titulares de Aizoon se produjeron dos transferencias a favor en esa fecha por 125.000 y 25.000 euros y otro traspaso de fondos que descontó 150.000.

La investigación del destino final de esos 150.000 euros forma parte de las diligencias ordenadas por Castro para investigar Aizoon, la empresa inmobiliaria y consultora propiedad de los duques de Palma al 50%. Castro sigue las líneas de investigación insinuadas por la Audiencia de Palma en un auto dictado el pasado mayo sobre un presunto delito fiscal y de blanqueo por parte de la infanta, en el marco del caso por el supuesto desvío de fondos públicos al entramado empresarial del Instituto Nóos, que presidió Urdangarin.

El auto de la Audiencia de Palma del pasado 7 de mayo dejó sin efecto la imputación de la hija menor del Rey que había dictado Castro, pero el tribunal expresó “recelos” sobre un informe de la Agencia Tributaria de Cataluña que descartaba que pudiera haber cometido delitos contra la Hacienda Pública como socia de Aizoon.

A raíz de ese auto, Castro solicitó a Hacienda que investigara a la infanta por presunto delito fiscal desde 2002 a la actualidad, así como sobre la actividad de Aizoon, el uso de sus fondos, sus ingresos y sus liquidaciones fiscales.

El juez también reclamó a Hacienda información sobre las cuentas corrientes en las que la infanta es titular o apoderada y su patrimonio mueble, inmueble y financiero, acerca de las operaciones de doña Cristina con terceros y solicitó a tres entidades bancarias que le informaran sobre las tarjetas de crédito asociadas a Aizoon.

Entre la documentación notificada por el juez también figuran los extractos de movimientos de una tarjeta bancaria a nombre de la infanta Cristina y de la empresa Aizoon, entre abril de 2004 y abril de 2011 y de otra Visa oro. Según ha avanzado el diario El País, la Infanta habría utilizado esta targeta para gastos personales tales como actividades culturales, flores, comidas o ropa para los niños, entre otros.

El grueso de los documentos ha sido aportado por la defensa de Diego Torres, el exsocio de Iñaki Urdangarin, que ha entregado al juez correos electrónicos, contratos, informes y facturas en relación con los trabajos realizados por la empresa Intuit (del entramado de Nóos) para Aguas de Valencia.

Fuente: “La Vanguardia”.

Deja un comentario