El juez del caso Palau cita como imputado al exdiputado de CiU Jaume Camps

El juez del «caso Palau» ha citado a declarar como imputado  al exdiputado de CiU Jaume Camps, cuyo nombre aparece en una nota manuscrita hallada en el Palau de la Música relacionada con un supuesto  pago de la constructora Ferrovial.

Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC)  en un comunicado, el titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona,  Joan Maria Pijuan, ha citado a Camps para que comparezca en calidad de imputado  el próximo 19 de febrero.

Jaume Camps, que llegó a ocupar un sillón en el Consejo Consultivo de la  Generalitat (el actual Consejo de Garantías Estatutarias), fue uno de los  diputados de mayor peso político en CiU durante la etapa de Jordi Pujol al  frente de la Generalitat, al obtener su escaño en el Parlament en 1980 y  renovarlo hasta 2003.

El nombre de Jaume Camps aparecía citado en una documentación hallada en el  Palau de la Música que fue aportada al juzgado en 2010 por el entonces director  de la entidad cultural Joan Llinares, que la encontró al reorganizar los  archivos de los antiguos responsables de la entidad, los saqueadores confesos  Fèlix Millet y Jordi Montull.

En concreto, Llinares entregó al juzgado una carpeta que llevaba por título  «Jaume Camps. Lunes 24/3 a las 11», que se abría con un documento, sin membrete  ni fecha, en el que figuraban una serie de cantidades mecanografiadas y en el  que se perfilaba parte de un papel, adjuntado con un clip, en el que aparecía  manuscrito el nombre del ex diputado junto a dos indicaciones: «pago 105.000 m.  Ferrovial» y «autopista».

Las cifras mecanografiadas que aparecían en el documento se desglosaban  posteriormente de la siguiente manera: «105.000.000 euros» (y su equivalente en  pesetas), «el 4%=4.200.000 euros» (y su equivalente en pesetas) y «FOC (que  podría corresponder a Fundació Orfeó Català) 1,5%=1.575.000» (y su equivalente  en pesetas).

Estos porcentajes coinciden con los anotados en otros archivos intervenidos  en el registro policial al Palau de la Música, también incluidos en la causa,  que aluden al pago de presuntas comisiones del 4% por parte de Ferrovial a  cambio de la adjudicación de obras públicas durante la etapa de gobierno de  Jordi Pujol.

De hecho, el juez del caso Palau fijó en julio pasado una fianza de 3,2  millones de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), a la que situó como  responsable civil «a título lucrativo» por el expolio del Palau. Cuando  trascendió el contenido de la documentación hallada en el Palau de la Música que  salpicaba a Jaume Camps, el exdiputado negó estar implicado en las actividades  delictivas de Fèlix Millet, aunque sí admitió que desde 1979 y durante más de  veinte años ejerció su «defensa y representación» jurídicas.

Según sostuvo Camps en julio de 2010, todos los cobros que percibió él o su  bufete de parte de Millet obedecían a las minutas de «honorarios profesionales  puntualmente declarados en cumplimiento de los deberes fiscales».

El exdiputado de CiU alegó además que su única relación con Fèlix Millet se  remontaba a finales de 1979 y consistió «exclusivamente en la defensa y  representación jurídicas derivadas de los encargos profesionales, durante más de  veinte años y esencialmente fiscalizados en la década de los años 80».

Jaume Camps ya se vio envuelto en 1999 en otra polémica judicial, en la que  incluso llegó a declarar como testigo ante la Audiencia Nacional por haber  recibido en Suiza pagos de 40 y 46,8 millones de pesetas (240.000 y 281.000  euros) supuestamente de parte del Grupo Torras en los años 1990 y 1993.

El veterano dirigente de CiU argumentó entonces ante la juez de la Audiencia  Nacional Teresa Palacios que, al ser abogado especializado en delitos  monetarios, cobró a cuentas de clientes varios cheques del financiero Javier de  la Rosa.

Fuente: La Vanguardia».

Deja una respuesta