El juez decide hoy si encarcela al promotor de la fiesta del Madrid Arena

El empresario Miguel Ángel Flores, promotor de la fiesta de Halloween en el pabellón Madrid Arena en el que perecieron aplastadas cinco jóvenes en una avalancha el pasado 1 de noviembre, pasa esta mañana a disposición del juez que investiga el caso, tras ser detenido ayer por riesgo de fuga. Flores ha llegado ya al Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, en la plaza de Castilla, donde está previsto que comparezca durante al menos tres horas ante el juez Eduardo López Palop, que investiga los hechos, y que decidirá si acuerda su ingreso en prisión. A las once de la mañana aún no había empezado el interrogatorio al estar enferma la fiscal del caso. La acusación pide prisión sin fianza provisional por ocultación de pruebas y posible riesgo de fuga, informa F. J. Barroso. . El empresario está imputado por cinco delitos de homicidio por imprudencia.

El arresto se produjo después de que el juez que instruye el caso, Eduardo López Palop, recibiera informaciones que apuntaban a que Flores podría estar preparando su huida de España. Fuentes policiales aseguran que la detención se produjo ante el riesgo que de Flores huyera a Panamá o Ecuador, donde tiene negocios. Algunas fuentes han apuntado que dichos datos apuntaban a que estaba sacando dinero de sus empresas hacia el extranjero para este fin.

La policía fue a arrestarle a su domicilio habitual, pero Flores no pudo ser localizado en un primer momento. El promotor de la trágica fiesta acudió posteriormente a dependencias policiales, donde quedó detenido.

Además, han sido conocidas algunas nuevas pruebas incriminatorias contra él. Se trata de un vídeo, difundido ayer por El Mundo en el que se aprecia como varias personas trasladan las urnas donde se encontraban las entradas recogidas a los asistentes de la fiesta a un edificio adjunto al Madrid Arena (el llamado edificio Satélite). La policía le había preguntado con anterioridad a Flores dónde se encontraban las urnas y Flores aseguró que lo ignoraba. Posteriormente, las urnas fueron localizadas en el edificio anexo.

Los abogados mantuvieron ayer una comparecencia ante el juez en la que le solicitaron que tomara medidas cautelares contra Flores por estos hechos, tras lo cual López Palop accedió a ordenar la detención, fundamentalmente atendiendo a los indicios aportados que apuntaban a que Flores podía abandonar España. Las partes previsiblemente pedirán este viernes que se decrete la prisión para el empresario. Algunos de los abogados reclamarán que no se decrete fianza y otros pedirán una cantidad millonaria.

Hasta el momento había declarado en dos ocasiones ante la policía como testigo del caso Madrid Arena, saliendo después libre y sin cargos. La investigación del caso apunta a que el empresario habría permitido una reventa masiva de entradas, de forma que se volvían a poner en venta los boletos recogidos en las urnas de las puertas de entrada al Madrid Arena. Un informe policial argumenta que el aforo estaba “sobradamente sobrepasado”, lo que contradecía la versión de la sociedad de Flores, que indicaba que el público del Madrid Arena no había sobrepasado las 10.000 personas.

La investigación de la tragedia apunta a que el aforo de la fiesta se superó con creces, lo que contribuyó a la tragedia. Los últimos datos que maneja la investigación sobre la tragedia elevan a más de 20.000 la cifra de jóvenes a los que se dejó entrar al pabellón de la Casa de Campo la madrugada del pasado 1 de noviembre, según fuentes de la investigación policial y judicial.

Miguel Ángel Flores es el máximo responsable de la firma Diviertt, la promotora de la fiesta que acabó en tragedia, es conocido como MAF en el mundillo de la noche madrileña. Miguel Ángel Flores también ha estado relacionado con otras salas de fiestas o discotecas, como por ejemplo la sala Heineken, en la Plaza de España; But, en la calle Barceló; o Tiffanys, en Doctor Arce; así como con los festivales Space of Sound y Klubbersday. En total siete salas en Madrid y una en Ecuador. Precisamente, la página web del festival Space of Sound publicita en su página web que en la fiesta de 2010, celebrada también en el Madrid Arena, «20.000 personas disfrutaron de más de 12 horas de la mejor fiesta».

Fuente: «El País».