El jefe de la Gürtel pagó con su Visa parte de un viaje de Ana Mato a Disneyland Paris

Francisco Correa, el jefe de la trama  Gürtel, pagó directamente con su tarjeta Visa una parte del  viaje que la entonces diputada popular y hoy ministra de Sanidad, Ana  Mato, hizo a Disneyland París en el año 1998. Así  consta en el informe que la Agencia Tributaria acaba de entregar al juez Pablo  Ruz en relación con gastos que la red corrupta financió al entonces marido de  Mato y alcalde de Pozuelo de Alarcón, el imputado Jesús Sepúlveda, y a toda su  familia.

Fuentes cercanas a Mato han salido al paso de estas inofrmaciones y han  asegurado que la ministra «desconocía que una parte del viaje a Disneyland  París la pagó alguien ajeno a la familia».  Sanidad ha indicado que los  nuevos datos del informe son «más de lo mismo» y que Mato «nada tiene que ver»  con ellos. «Sepúlveda es el padre de los hijos de Mato; ella se hace cargo  de algunos gastos y él de otros, lo que paga su exmarido, ella no sabe de dónde  procede», precisan estas fuentes.

Según el informe de Hacienda, el viaje costó 3.635 francos franceses, lo que  equivale a 92.000 pesetas o 553 euros. De esta cantidad, Francisco Correa abonó  con su tarjeta al menos la primera de las dos noches de Mato y uno de sus hijos  en el hotel Newport Bay Club de Disneyland (el 31 de octubre), por un importe de  218 euros (1.435 francos franceses). La segunda noche, los desayunos y las  entradas al parque corrieron por cuenta de la organización del centro de  atracciones.

El informe de Hacienda -de 109 páginas- confirma y amplía los que el propio  organismo fiscal y la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía  (Udef) elaboraron meses atrás acerca de los pagos en especie y en dinero que  Jesús Sepúlveda recibió del entramado dirigido por Correa.

Según los investigadores, se trata de contrapartidas por los servicios que el  exmarido de Ana Mato prestó a las empresas de Gürtel desde su condición de  alcalde de Pozuelo y senador del PP: básicamente, mediante la adjudicación de  obras públicas en su etapa de regidor del municipio madrileño.

Otra revelación elocuente del documento, en este caso respecto a las  amistades entre algunos protagonistas de la trama, es la que  informa del  viaje que Correa, Sepúlveda y el extesorero Luis Bárcenas hicieron a Helsinki en  diciembre de 1996. Esta vez pagó la empresa del grupo de Correa Pasadena Viajes.  Sólo los billetes de avión costaron 394.750 pesetas (2.372 euros). A esa  cantidad hay que añadir el importe de la estancia en tres habitaciones dobles de  uso individual en el hotel Hesperia de Helsinki más el de una excursión a la  Reindeer Farm (granja de renos), aunque Correa no acudió a ella.

El precio del alojamiento en el Hesperia no consta, pero hubo de ser  considerable. Según la carta que el encargado de ordenar las reservas envió a la  operadora, las habitaciones tenían que ser «grandes y con vistas a la ciudad de  Helsinki».

«Quiero pisos altos», añadió el empleado. El viaje incluyó una visita guiada  por la capital finlandesa además de la «excursión de huskies», según indicó la  agencia de viajes en probable alusión a la carrera de trineos tirados por perros  de esa raza que se organizan en las visitas a las granja de renos. El regalo a  Sepúlveda y Bárcenas se planteó como «viaje de incentivo», según el empleado de  Pasadena.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario