El hachazo de Rajoy a la dependencia indigna y confunde

Un día después de que trascendiera que el Gobierno ha comprometido un recorte en dependencia de 1.108 millones de euros para el 2013 y que prevé aumentar el copago en un 50%, representantes de las entidades sociales, del sector privado que trabaja en este ámbito y del propio Gobierno catalán se llevaban ayer las manos a la cabeza.

Y por varios motivos: por lo rotundo e inesperado de la cifra anunciada, por lo confuso del plan de recorte y por las formas del Ejecutivo central, que eligió un día festivo, con un largo puente en Madrid por delante, para dar a conocer una medida comunicada la víspera a la Unión Europea (UE) y que deja tocado de muerte el sistema de la dependencia, que desde sus inicios ha cojeado en financiación estatal.

El Gobierno siguió de puente, y como el miércoles, se limitó a reiterar que el tijeretazo ya estaba previsto, que no hay medidas nuevas. Entidades y ejecutivos autonómicos se veían ayer en apuros para concretar qué pasará. Fuentes del Govern explicaron que ni tan siquiera lograron que alguien del Ministerio Sanidad y Servicios Sociales les cogiera el teléfono móvil.

Fuente: «El Periódico».

Deja un comentario