El fiscal insta a Hacienda a que investigue el IVA de los comedores escolares

El fiscal de delitos económicos, Pedro Ariche, ha instado a la delegación de la Agencia Tributaria en Catalunya a que «realice las actuaciones oportunas» contra la Fundació Catalana de l’Esplai (FCE), por haber dejado de «ingresar importantes cantidades al erario público en concepto de IVA«, según recoge una resolución dictada el 2 de abril por el ministerio público y hecha pública este lunes. Pese a que considera que la FCE no ha incurrido en delito de fraude, la Fiscalía constata que algunos peritos judiciales sostienen que durante los ejercicios 2006, 2007 y 2008 la entidad dejó de pagar 2,48 millones de euros por el servicio de comedor escolar que presta en unos 950 colegios catalanes. Ariche conmina a Hacienda a que confirme, «en su caso», estas afirmaciones.

 Aunque traslada el asunto a la Agencia Tributaria, el fiscal pide el sobreseímiento y archivo de una denuncia presentada por la empresa del sector del cátering Lleure Programat SL contra la Fundació de l’Esplai. Ariche considera que la entidad del tercer sector ha actuado estos últimos años sin voluntad de delinquir. No se aprecia, dice en su informe, «irregularidad formal de ningún tipo, las operaciones declaradas constan debidamente facturadas y contabilizadas y no se han usado mecanismos de ingeniería fiscal o financiera» para eludir el pago del impuesto.

La investigación requerida por el ministerio público es consecuencia de diversos dictámenes (el último de ellos, emitido en enero pasado) de la dirección general de Tributos, que considera que el servicio que prestan los monitores en el comedor de las escuelas no puede considerarse un servicio educativo y, por lo tanto, debe ser cobrado con un 21% del IVA. La disposición también incluye, según Tributos, a las entidades sin ánimo de lucro, entre las que se encuentra la fundación.

Fuente: «El Periódico».

Carles Barba, vicepresidente de la FCE, ha vuelto a defender este lunes el carácter social de su organización, que promueve, entre otras actividades, ‘esplais’ y ‘casals’ para niños sin recursos. «Por eso -ha insistido Barba-, consideramos que estamos exentos del pago del IVA. También en los comedores escolares, porque la ley catalana los reconoce como actividad educativa». En su opinión, esta polémica es fruto del «afán recaudatorio que tiene Hacienda».

Deja un comentario