El Constitucional francés rechaza la cláusula de conciencia en las bodas gays

El Consejo Constitucional francés rechazó hoy que los alcaldes puedan esgrimir una “cláusula de conciencia” para evitar oficiar matrimonios homosexuales en sus municipios.

La decisión del Constitucional llega cinco meses después de que se promulgara la ley que aprobó en Francia el matrimonio y la adopción para parejas del mismo sexo y después de que varios alcaldes se hubieran negado a celebrar uniones homosexuales.

“El Consejo consideró que, teniendo en cuenta las funciones de oficial civil del Estado en la celebración de un matrimonio, el legislador no ha atacado a su libertad de conciencia. Consideró las disposiciones impugnadas conformes a la Constitución”, señaló en un comunicado el máximo órgano judicial de Francia.

Los llamados “sabios” del Consejo debían pronunciarse a petición de alcaldes detractores de las bodas homosexuales, que ahora reciben un revés después de que ese órgano señalara que “el legislador pretende garantizar la aplicación de la ley por sus agentes y garantizar así el buen funcionamiento y la neutralidad del servicio público del Estado”.

Los opositores al matrimonio homosexual, protagonistas en la primera mitad del año de un clima de tensión que dividió a la sociedad francesa en torno al debate sobre el matrimonio homosexual, se mostraron decepcionados ante la decisión del Consejo Constitucional.

La presidenta de la Manif pour tous, principal plataforma de protesta contra la aprobación de enlaces de homosexuales y lesbianas, Ludovine de la Rochère, señaló que es “una gran decepción”.

“Estamos muy preocupados, es una decisión liberticida”, dijo en declaraciones que recoge en su página web el diario Le Parisien.

Fuente: “La Vanguardia”.

Deja un comentario