Dos detenidos en Barcelona por engañar con falsos fondos de inversión en sellos

Los Mossos d’Esquadra han detenido en Barcelona a dos  hombres por presuntamente engañar a una setentena de personas con falsos  fondos de inversión en sellos y cuya estafa puede ascender a un millón  y medio de euros, según informa la policía catalana.

Según la investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción 4 de Sant Boi  de Llobregat (Barcelona), los detenidos planificaban la estafa y preparaban una  cuidada puesta en escena para no despertar sospechas en las potenciales  víctimas, haciéndoles creer que eran expertos en la gestión de fondos invertidos  en la compraventa de sellos.

Los presuntos estafadores contactaban con personas interesadas en el negocio  de compra y venta de sellos, y las convencían de que el dinero que invirtiesen  se utilizaría para adquirir sellos. Estos sellos, según la versión que daban los  detenidos a las víctimas, luego se tenían que subastar y revender por encima del  precio inicial, de forma que al finalizar el plazo de tiempo acordado entre  ambas partes, el cliente recuperaba la inversión inicial junto a los  beneficios.

Los investigadores han constatado por el momento 70 víctimas, en toda  Catalunya y en Castellón, que al finalizar el plazo acordado no han recibido los  beneficios, porque no ha habido subasta, ni la inversión realizada; tras las  gestiones, los agentes han verificado que los sellos en que se había invertido  no tenían valor. Los Mossos creen que existen personas afectadas por esta estafa  que todavía no han detectado el fraude.

Los autores, Pedro E.F., de 72 años, y Antonio A.G., de 77, con antecedentes  por hechos similares, estaban relacionados con otras empresas y captaban a la  víctimas de la cartera de clientes de éstas. Cuando alguna de estas empresas  quebraba, los estafadores ofrecían a las víctimas recuperar la inversión de esta  empresa, siempre que continuasen invirtiendo en sellos; al final no recuperaban  nada y perdían la nueva inversión.

Los Mossos trabajan con la hipótesis de que los ahora detenidos haría más de  20 años que se dedicarían a esta actividad utilizando despachos de Barcelona y  que el fraude superaría el millón y medio de euros. En los registros en los  pisos de los detenidos, lo agentes recuperaron 4.610 euros en efectivo, cheques  bancarios por valor de 23.000 euros y numerosa documentación relacionada con las  dos empresas vinculadas con la presunta estafa filatélica.

Fuente: «La Vanguardia».