Detenidos cinco jóvenes radicales por agredir a varios menores en un parque de Madrid

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco  jóvenes radicales como presuntos responsables de la agresión a varios menores en el  parque Roma, situado en el distrito madrileño de Retiro, el  pasado 21 de junio. A los arrestados, entre los que se encuentran dos menores de  edad, se les imputa un delito de riña tumultuaria, varios delitos de lesiones,  amenazas graves y un delito contra los derechos fundamentales.

Además, es la primera vez que un juez ha impuesto como medida cautelar la  prohibición de acercarse a 500 metros del lugar donde ocurrió la agresión, un  espacio denominado por los detenidos como «parque antifascista», en el que según  ellos sólo podían estar los que compartieran su  ideología.
«Salían de caza»
Los hechos ocurrieron  el pasado 21 de junio en el parque Roma de Madrid cuando tuvo lugar una agresión  por parte de un grupo de ideología radical. Unos 40 jóvenes acometieron a 20  menores, de entre 13 y 17 años de edad, que se encontraban en ese lugar  celebrando un cumpleaños. Según las víctimas, los agresores iban provistos de  defensas extensibles, bates de béisbol, armas blancas y otros objetos  contundentes. Como consecuencia de estos hechos, muchos de las víctimas  requirieron asistencia médica.
En el curso de las investigaciones, los  agentes averiguaron que los ahora detenidos, junto con otras personas, «salían a  la caza» de otros jóvenes sólo por no compartir su ideología extremista. Además,  les sustraían sus efectos personales, como móviles, mochilas o bicicletas. Para  ello, este grupo de violentos actuaba planeando previamente sus actuaciones,  incluso algunos tenían como misión la localización de posibles víctimas, función  esta llevada a cabo principalmente por las mujeres que forman parte de estos  colectivos.
Se jactaban en las redes sociales
Asimismo, los agentes han constatado que estos grupos aprovechan las  redes sociales para presumir de las agresiones e incluso amenazar a las víctimas  para evitar que éstas denunciaran. Este extremo ha llevado al juez a aplicar  como medida cautelar la prohibición de comunicarse con las víctimas a través de  internet.
Tras una serie de pesquisas y con toda la información aportada  por las víctimas y la obtenida a través de las redes sociales, los agentes han  conseguido identificar, localizar y detener a cinco de los implicados en la  agresión ocurrida en el parque madrileño.
La investigación, que continúa  abierta y en la que no se descartan más detenciones, ha sido llevada a cabo por  agentes destinados en la Brigada Provincial de Información, pertenecientes a la  Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Fuente: » La Vanguardia».

Deja un comentario