Condenado a 19 años de cárcel por decapitar a su hija de 18 meses

La Audiencia de Girona ha condenado a Marcelo Ruíz Ospina, el padre que decapitó a su hija de 18 meses el pasado mes de noviembre el 2011 en Girona, a 19 años de cárcel por asesinato.

El tribunal le aplica el agravante de parentesco, ya que se aprovechó de la confianza que él tenía la pequeña ya que era su padre, y un atenuante de confesión ya que él mismo llamó al 112 para confesar el crimen.

La sentencia recoge el veredicto del jurado popular, que lo declaró culpable por unanimidad y concluyó que en el momento de los hechos no sufría ningún trastorno mental que le afectara las facultades mentales. Con posterioridad, el parricida aseguró que actuó movido por una orden del diablo. El letrado, Jordi Colomer, ha anunciado que recorrerá la sentencia.

Fuente: “La Vanguardia”.

Deja un comentario