Camacho recupera el plan de expulsar a los inmigrantes que delincan

Alicia Sánchez-Camacho ha exhibido este lunes en Badalona su perfil más duro contra la inmigración ilegal. La candidata del PPC ha recuperado en su programa electoral la idea de expulsar a los inmigrantes que cometan algún delito que conlleve cárcel para que cumplan la pena en sus países de origen. También ha planteado que solo se puedan recibir ayudas sociales no básicas (es decir, exceptuando aspectos de educación,  alimentaciób y salud) si quien las solicita lleva residiendo en Catalunya al menos 18 meses.

 Acompañada del alcalde de Badalona, Xavier García-Albiol, Camacho también ha apostado por implantar el contrato de integración a los inmigrantes, en el que se comprometan a cumplir las leyes y a acatar las costumbres, ha abogado por aumentar los controles «para que no haya guetos ni pisos patera» y ha planteado una reforma legal para que las personas que ocupen viviendas no tengan los mismos derechos «que quienes viven dignamente». Otra medida consiste en prohibir el burka y el niqab para que las mujeres inmigrantes «tengan los mismos derechos» que las autóctonas.

Paseo por el barrio de la Salut

Camacho ha hecho estos anuncios después de pasear con Albiol por el barrio de la Salut. La candidata y el alcalde han conversado con varios vecinos, que les han expuesto sus problemas. Ha habido quien se ha acercado a ellos para pedirles trabajo. Un hombre mayor se ha quejado de que el banco le había engañado con las participaciones preferentes. Un joven ha criticado las conflictos por el trapicheo de droga que hay en su calle… Pero el tema estrella ha sido las tensiones en la convivencia con inmigrantes de origen rumano y magrebí. Ahí ha sido donde Albiol se ha venido arriba para demostrar que está «limpiando» Badalona.

Albiol, que iba acompañado de dos secretarias que anotaban el teléfono de los vecinos que exponían sus quejas, ha sacado su vena más populista para presumir ante Camacho y la prensa de su actuación en contra de la inmigración ilegal. Para intentar mostrar un ejemplo de ello, ha llevado a toda la comitiva a un edificio de la calle de Nàpols en el que había varios pisos ocupados por inmigrantes y en los que la policía bloqueó la puerta con una plancha de metal para evitar que las viviendas siguieran ocupadas. Los vecinos, algunos de ellos beneficiados con un alquiler social (300 euros al mes), no han dudado en exhibir su satisfacción con las medidas del alcalde.

El recorrido que han hecho Albiol y Camacho por el barrio de la Salut es el mismo que efectuaron en septiembre del 2010 con Maria Thèresa Sánchez-Schmid, eurodiputada del partido de Nicolas Sarkozy. Entonces, los dirigentes del PPC ya hicieron gala de sus políticas contra la inmigración ilegal y este lunes Albiol ha querido demostrar cómo se nota su mano en este ámbito.

Fuente: «El Periódico»