Cae en Barcelona el cabecilla de una banda dedicada al tráfico ilegal de pakistaníes

La Policía Nacional ha detenido en Barcelona al cabecilla de una organización  internacional dedicada al tráfico ilegal de inmigrantes  pakistaníes y regularizar su situación con matrimonios de conveniencia,  en una operación en colaboración con los servicios policiales de Francia, Reino  Unido y Portugal.

La banda ha quedado desmantelada con el arresto de once personas en Francia,  siete en Portugal y otros siete en el Reino Unido, además de 24 registros  domiciliarios, según han informado fuentes policiales. Las investigaciones se  iniciaron en febrero de 2011 por parte de la Policía Nacional, en colaboración  con los servicios policiales franceses, portugueses e ingleses, contra una  organización que operaba en España, Francia, Portugal, Alemania, Bélgica,  Dinamarca y Holanda con el objetivo de regularizar la situación de los  pakistaníes.

En la investigación se identificó una estructura que operaba en Portugal para  contactar con mujeres de esta nacionalidad que estuviesen dispuestas a contraer  matrimonios de conveniencia, y otra red en Francia dedicada a la captación de  inmigrantes que necesitasen regular su situación, así como la organización de  viajes, celebración de bodas e inscripciones en las oficinas de extranjeros. En  España operaba el detenido por la Policía Nacional y cabecilla de la estructura,  encargado de la concertación de matrimonios de conveniencia y la obtención de  los permisos de residencia.

Uno de sus socios captaba clientes en Pakistán y en Europa, coordinándose  también con la estructura portuguesa para concertar las bodas fraudulentas.  Además, en Barcelona, recogía en el aeropuerto a los inmigrantes pakistaníes y a  las mujeres portuguesas que iban a contraer matrimonio, y realizaba las  gestiones administrativas y religiosas, estas últimas en el Centro Islámico de  Barcelona.

Las bodas se celebraban en Dinamarca, al parecer por la flexibilidad de los  trámites en este país, para luego beneficiarse de los derechos que conlleva en  España la obtención de los permisos de residencia que estos matrimonios  facilitaban. La investigación también constató estafas bancarias, cuyo ‘modus  operandi’ consistía en captar ciudadanos portugueses que eran trasladados a  Francia durante unos días para abrir numerosas cuentas bancarias con importantes  cantidades de dinero, con objeto de ganarse la confianza de la sucursal.  Posteriormente, solicitaban créditos que luego no eran reembolsados, sacando al  mismo tiempo todo el dinero depositado en la cuenta hasta el momento.

Las estafas bancarias eran dirigidas por un miembro de la organización desde  el Reino Unido, valiéndose de un complicado entramado empresarial para la  falsificación de documentos. Fruto de las investigaciones, en noviembre del año  pasado, la policía detuvo a 25 de sus integrantes, una orden de arresto del  cabecilla y el registro de un ‘doner kebab’ en Barcelona implicado en la trama.  En febrero se produjo el arresto del dirigente de la organización en Barcelona,  incautándose en el registro del restaurante barcelonés numerosa documentación y  otros efectos relacionados con su actividad delictiva.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario