Al menos 255 detenidos en nueve países acusados de distribuir pornografía infantil en Internet

Al menos 255 personas han sido detenidas en  Estados Unidos y otros ocho países acusados de  pederastia en una operación liderada por las  autoridades estadounidenses que ilustra una tendencia creciente denominada  sextorsión, en la que los niños son chantajeados para  que envíen fotos pornográficas de ellos mismos.

«En la mayoría de casos,  los acosadores tienen la ventaja de una imagen sexual del niño que divulga en un  chat o sobre un texto para forzar al niño a continuar produciendo más imágenes  pornográficas y más duras, bajo la amenaza de revelar las imágenes a través de  la red», ha afirmado el director de la agencia de Inmigración y Aduanas  estadounidense (ICE), John Morton. El director del ICE ha mostrado su  preocupación por el aumento de este tipo de abusos. «El acoso sexual y la  explotación de menores a través de Internet es un problema generalizado y  creciente», ha afirmado.

Morton también ha indicado que «demasiados  niños son acusados por depredadores sexuales y son abusados repetidamente  mediante el intercambio de fotografías y vídeos de su explotación». Desde el 28  de mayo al 30 de junio, la agencia también ha identificado a 61 víctimas de  explotación sexual infantil en Estados Unidos, Canadá, Indonesia y Países Bajos.  Morton ha apuntado que la «tendencia preocupante» de la ‘sextorsión’, que ocurre  cuando los acosadores infantiles coaccionan o engañan a niños -generalmente  adolescentes- enviándoles imágenes pornográficas de ellos mismos, ha aumentado  en estos años. Además de los 244 arrestos realizados en Estados Unidos, otras  once personas han sido detenidas en Canadá, Brasil, Israel, México, Filipinas,  Singapur, Corea del Sur y Tailandia. De estos detenidos, al menos 17 eran  personas de confianza de las víctimas, incluyendo nueve profesores y tres  miembros del clero.

Los investigadores han detallado el caso de un  antiguo entrenador de animadoras de Caguas, en Puerto Rico, de 25 años, que ha  sido arrestado en Colorado al descubrir que estaba extorsionando supuestamente a  una chica de 17 años que conoció a través de una web de videochat anónima. Se  estima que al menos 80 víctimas potenciales de este hombre permanecen sin  identificar. Esta operación, que ha sido denominada iGuardian, forma  parte del esfuerzo que vienen realizando las autoridades estadounidenses en  identificar y rescatar a las víctimas de la explotación sexual a través de  Internet, arrestando a sus acosadores y a aquellos que poseen, intercambian y  producen imágenes de pornografía infantil.

Fuente: «La Vanguardia».

Deja un comentario